Viernes, 28 de Noviembre de 2014
rss
El PP responsabiliza al PSOE y a su “amigo” MAFO de la crisis del sistema financiero español
0
          0 votos

El portavoz del PP en el Congreso, Alfonso Alonso, ha responsabilizado al gobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordóñez, de las dudas sobre el sistema financiero español, al considerarle un “amigo” del PSOE y “no una persona independiente”.

Ordóñez, un hombre de Solbes
Durante su intervención en el Congreso del PP vasco que se celebra en Bilbao, Alonso recordó que Ordóñez ejerció como secretario de Estado de Hacienda y Presupuestos del exministro de Economía Pedro Solbes. “Hay muchos que lamentan hoy su nombramiento”, dijo.

Lo que Zapatero no hizo
“En 2008 muchos países estuvieron en dificultades. Zapatero fue a Nueva York para decir que el sistema financiero español era el más sólido del mundo y ahora nosotros hacemos el trabajo que ellos no hicieron”, afirmo Alonso, antes de señalar que de haberse adelantado el saneamiento a la banca, España sería hoy “una de las economías más dinámicas” de la zona euro.

El PP y su papel de sanador
Por su parte, la ministra de Sanidad, Ana Mato, que ha estado en el XII Congreso del PP Aragón, en Zaragoza, se ha referido a la “terrible herencia que hemos recibido” y ha lamentado que mientras “algunos que pretenden salir hoy a la calle tienen la especialidad del despilfarro y el descuadre de las cuentas públicas a otros nos toca sanear las instituciones y las cuentas públicas”.

El PP y la prosperidad
Según Mato, para salir de esta crisis sólo hay “dos recetas”: austeridad y reformas, la última, ayer, la del sistema financiero “sólo pensado para las familias, las pymes y los autónomos”. La ministra ha resaltado que bajo los gobiernos populares España ha vivido “las mejores etapas de prosperidad” y que ahora le toca volver a sacar al país de la “mayor crisis económica” desde la llegada de la democracia.

CAM, Banco de Valencia, Caja Madrid, Bancaja…
Pero entidades como la CAM o el Banco de Valencia, intervenidas por el Estado, como Caja Madrid y Bancaja, a punto de serlo han estado durante años controladas políticamente por el PP, vinculadas con la especulación del ladrillo. Sus responsables han dejado estas entidades en quiebra mientras se marchaban con indemnizaciones millonarias.

El modelo de la burbuja inmobiliaria
El modelo que tanto ha alabado hoy Mato es el de la promoción descontrolada del suelo, la burbuja inmobiliaria, que menospreciaba otros de crecimiento sostenido. El de las entidades financieras a rebosar de activos dudosos y un empleo fugaz basado en el ladrillo que ha dejado en la estacada a miles de jóvenes sin formación. Un modelo que hizo aguas cuando estalló la burbuja inmobiliaria en medio de la crisis financiera global.

Los comentarios en este artículo están cerrados.