Viernes, 28 de Noviembre de 2014
rss
La patronal, como el Gobierno, intenta dar una imagen de “normalidad” y escaso seguimiento de la huelga
0
          0 votos

Rosell ha expresado su preocupación por “la imagen que hayamos podido dar en el exterior” y ha opinado que la situación difícil de la economía “la vamos a arreglar con muy pocas protestas y con muchas propuestas, sin demagogia y con la calculadora en la mano”. El presidente de la patronal ha insistido en que la crisis “no se va a resolver en un abrir y cerrar de ojos, ni por decreto, sino poniéndonos a trabajar”.

Cree que los servicios mínimos no han sido suficientes
Aunque Rosell ha afirmado que ha habido un cumplimiento “ correcto de servicios mínimos”, ha agregado que en algunos sectores, que no ha querido precisar, “no han sido del todo suficiente”, y que es algo que tendrá que valorarse en ocasiones futuras.

Que el día de hoy se acaba cuando antes
El presidente de la CEOE ha deseado que “el día de hoy se acabe cuanto antes, y que mañana recuperemos la palabra clave que es normalidad” para, según ha dicho, ponerse todos, sindicatos, empresarios y políticos, a trabajar a pesar de las diferencias que puedan existir.

Apoyo de la patronal a las reformas del Gobierno
Rosell ha mostrado sin ambages su apoyo a las reformas del Gobierno, las que, según ha puntualizado, “tenemos que hacer sí o sí”. Junto al presidente de la CEOE han estado en la rueda de prensa el presidente de CEPYME y vicepresidente de la CEOE, Jesús María Terciado, y el presidente de ASAJA, Pedro Barata, quienes han coincidido en calificar de “normal” la jornada y han subrayado que en la pequeña y mediana empresa, así como entre los autónomos la huelga no ha tenido, apenas, seguimiento. “En las pequeñas y medianas empresas, incidencia escasa, normalidad, los pequeños negocios están abiertos”, ha indicado Terciado.

Interior también minimiza el impacto de la huelga
La opinión de la patronal ha ido en la misma línea que la del Gobierno. La directora general de Política Interior, Cristina Díaz, ha destacado en su intervención a las 11 de esta mañana que el impacto de esta huelga es “inferior al paro que se registró en 2010”, y para argumentarlo ha ofrecido el dato del consumo eléctrico registrado hasta esa hora, que fijó en el 17,7%.

“Actividad sin apenas variaciones”
Según los datos ofrecidos por Díaz, “la situación de los grandes almacenes y grandes superficies es de normalidad, la actividad comercial no tiene apenas variaciones. En los sectores con mayor impacto, ha habido un cumplimiento de los servicios mínimos” y en
Automoción lo ha calificado de “medio alto”. En el sector público estatal y autonómico, de acuerdo con la directora general de Interior, “la huelga no ha sido seguida por un número significativo de empleados”.

Los comentarios en este artículo están cerrados.