Esta Semana Santa es diferente debido a las restricciones que impiden, entre otras cosas, el movimiento entre comunidades. Sin embargo, hay cosas que afortunadamente nunca cambian, una de ellas son las torrijas.

Antes de explicar cómo se hacen los diferentes tipos de éstas, vamos a retroceder un poco en su historia.

El origen de la torrija es muy antiguo. En concreto, puede remontarse al siglo IV, ya que aparece una receta similar a la de este exquisito plato en el libro De re coquinaria, atribuido en parte al romano Marco Gavio (s. I d.C).

No obstante, en estas primeras recetas no aparecían las torrijas como las conocemos hoy día, ya que no se tienen en cuenta los huevos ni el azúcar. Cabe destacar que esto último es bastante moderno y que fue introducido en Europa en el siglo XIX por los árabes.

Para indagar un poquito más en la historia de las torrijas podemos decir que éste plato, así como otros basados en leche, los tomaban las mujeres embarazadas y las personas enfermas porque se pensaba que éstas les ayudaban a parir y a recuperases respectivamente.

De este hecho le deben su nombre en muchas comunidades. En Menorca, por ejemplo, se llaman sopes de partera y en Galicia torradas de parida.

Recetas de torrijas

A continuación, pasamos a explicar las recetas de algunos tipos de torrija. Empezaremos por las clásicas, las de leche y azúcar.

Receta de torrijas clásicas de leche y azúcar

Torrijas de leche y azúcar

Ingredientes 

1 barra de pan duro

1 litro de leche

1 rama de canela

Medio limón (cáscara)

150 g de azúcar

2 huevos

Aceite

Azúcar y canela

Cómo hacer torrijas de leche

-Calentamos la leche con la canela, la cáscara de limón y el azúcar a fuego medio o bajo. Cuando veamos que está a punto de empezar a hervir retiramos el fuego y tapamos la cacerola para que se infusione la leche.

-Mientras tanto, vamos cortando pan, siempre del día anterior para que las torrijas no se rompan. ¡También se puede utilizar pan de molde!

-Empapamos bien las rebanadas en leche.

-Batimos los huevos y pasamos por ellos las torrijas. También las echaremos aceite para que luego se frían.

- Las echamos en la sartén y las vamos dando vueltas. Este paso es mejor hacerlo con el fuego bajo para que no se nos quemen.

-Como apunte: También se pueden hacer al horno. En este caso las calentamos a unos 180 grados durante 20 minutos.

-Cuando veamos que están listas las dejamos en papel de cocina para que empapen en él el aceite que sobra.

-Por último, espolvoreamos el azúcar o le echamos más leche. ¡Esto ya a gusto del consumidor!

Receta de torrijas de vino

Las otras torrijas que vamos a explicar son las de vino, otras de las más demandadas en estas fechas. Su elaboración es muy parecida, pero se escapan un poco de lo clásico.

Torrija de vino. Instagram

Ingredientes

1 Barra de pan

400 ml de vino dulce

400 ml de agua

200 g de azúcar

2 huevos

Aceite

Azúcar

Canela

Cómo hacer torrijas de vino

-Calentamos 800 ml de vino blanco. Si preferimos que el sabor a vino se note menos podemos usar solo 400 ml de vino y 200 g de azúcar, manteniendo los 800 ml de líquido.

-Cortamos el pan en rebanadas y lo ponemos sobre un bol. A continuación vertimos el vino sobre él.

-Las dejamos una o dos horas (depende del pan que utilicemos).

-Las pasamos por el huevo batido.

-Las freímos a fuego lento.

-Cuando estén listas las sacamos y las colocamos sobre papel de cocina para que suelten el aceite sobrante.

-Las espolvoreamos con azúcar y añadimos canela y… ¡directas a la mesa!