Durante el período vacacional de verano, la libertad de tiempo hace que estemos en movimiento más tiempo, pero el calor puede provocarnos algún problema. Las altas temperaturas que se alcanzan durante los meses de junio, julio y agosto, afectan a nuestro estado físico y es necesario hidratarse continuamente.

La recomendación sanitaria es la de beber dos o tres litros de agua al día, pero cuanto más líquidos, más seguridad tendremos respecto a nuestra hidratación.

En esta tabla de hidratación lo importante es tomar mucha agua, y para ello no es necesario hartarse a vasos. Muchos alimentos nos pueden aportar una gran cantidad de agua, ya que la contienen en su composición, y así facilitarnos una mejor hidratación.

Aunque desde ElPlural.com te mostramos 10 alimentos ricos en agua, hay otros muchos más que también tienen la misma función.

1. Pepino

El pepino es uno de los alimentos que más agua contienen en su composición (un 96%) e hidrata muy bien. Sus cualidades diuréticas también hacen que este fruto se use para mejorar la piel.

El pepino es una alimento rico en agua ideal para una buena hidratación

Además de ello evita el cansancio y el estrés, mejora el sistema circulatorio y es un aliado en la pérdida de peso. 

2. Fresas

Las fresas son perfectas para mantenerte hidratado en todo momento. El 90% de su composición es agua. Además, es rica en antioxidantes, en fibra y baja en azúcar. Sus pocas calorías las colocan en muchas dietas.

Un gran porcentaje de la composición de las fresas es agua
 

3. Sandía

Otra de las frutas compuestas en mayor parte por agua son las sandías. Con un 93% de agua se hacen imprescindibles para las fechas veraniegas y combatir al calor.

La sandía es una fruta típica del verano e ideal por su gran cantidad de agua

También tiene otras propiedades con las que aporta fibra, azúcares, antioxidantes y vitaminas como la B o la C.

4. Espinacas

Entre las verduras de hoja verde, las espinacas son de las principales en poseer mayor cantidad de agua, en torno a un 90%. No son importantes solo por las propiedades hidratantes que aportan, sino también por su aportación de hierro y vitamina E.

Las espinacas son hidratantes por su gran composición en agua

Ya sea en ensalada o como complemento de un alimento, nos ayuda a reponer los líquidos necesarios.

5. Manzana

Además de ser ricas en vitaminas del grupo B, las manzanas son muy hidratantes y mejoran el tránsito intestinal.

Manzanas de varios tipos, que son una buena fuente de hidratación en verano

Por si fuera poco, también ayuda a combatir el colesterol, a mantener el sistema inmunológico más sano y a manejar los niveles de pacientes diabéticos.

6. Melocotón

El melocotón contiene un 88% de agua en su composición, un poco menos que el pomelo, que tiene el 91%.

Los melocotones se pueden degustar en verano y son ricos en agua

Contiene vitaminas A, B1, B2, B6, C y E, además de minerales como el calcio, potasio, fósforo, entre otras.

7. Kiwi

El kiwi contiene un 83% de agua. Es una fruta perfecta para la hidratación durante las altas temperaturas del verano.

El kiwi nos aporta una cantidad importante de agua cuando lo comemos

Entre sus cualidades destaca el gran contenido que aporta en vitamina C y vitamina E.

8. Piña

La piña es un complemento perfecto para las comidas copiosas, tras tomar bebidas azucaradas o exponerse al sol, es buena opción debido a su escaso valor energético.

La piña es una fruta ideal para combatir el calor del verano

Complemento en dietas, la piña posee un 85% de agua en su composición y entre sus nutrientes destacan los hidratos de carbono simples. Las proteínas y grasas escasean.

9. Tomate

Quizás sea una de las verduras que más agua contienen, pero el tomate es perfecto para cualquier tipo de tiempo, pero en verano sirve para hidratar y refrescar a las personas que lo comen.

Los tomates son ideales aportarnos agua en verano en platos como ensaladas

Contiene un 94% de agua y tiene grandes cualidades antioxidantes. Apenas tiene calorías y sirve para multitud de recetas perfectas para el período estival.

10. Naranja

La naranja tiene un contenido de agua del 87,1%, lo que la convierte en una fruta perfecta para hidratar y combatir las altas temperaturas del verano.

Las naranjas pueden servir como complemento para hidratarnos en verano

Entre sus propiedades, destaca su papel para la prevención de la diabetes. Su contenido en vitamina C ayuda en la producción de glóbulos blancos y cuenta con antioxidantes para ayudar a lucir una piel sana.

Dieta saludable sin excesos

Lo importante es llevar una buena dieta, saludable y completa, sin cometer excesos. Es recomendable consumir tres raciones de frutas y dos de verdura al día, a lo largo de las distintas comidas-desayuno, media mañana, comida, merienda y cena.

Lo ideal es que cualquiera de los alimentos anteriormente mencionados, frutas y verduras, se deben tomar crudos o poco cocinados. En verano una buena idea son los zumos o sopas frías como el gazpacho o el salmorejo. 

De igual manera, a pesar de estar hidratados durante todo el día mientras se reponen líquidos con agua y alimentos, es aconsejable no hacer ejercicio o exponerse en las horas de mayor temperatura. La exposición al sol deshidrata mucho más que mantenerse en un lugar fresco, aunque sea en playas o piscinas.

Hay que beber continuamente agua, a pesar de no tener sed, es más que recomendable tomar sorbitos de agua para que nuestro cuerpo no se debilite. Todo líquido hidratante hace que el choque del calor sea menor.

En caso de haber estado durante un tiempo expuesto al sol, es necesario usar crema hidratante al llegar al casa, o durante el paseo si contamos con ello.