Es lo que marca la ley: RTVE debe cerrar sus ejercicios económicos con un déficit no superior al 10% de su presupuesto. Si no, su Consejo de Administración, incluido el presidente, debe presentar su dimisión. Las cuentas en 2013, según ha sabido ELPLURAL.COM, van a presentar esta situación. Es más, nos aseguran que el déficit sobre el presupuesto, que es de 940 millones, va a superar los 100 millones de euros.

Un déficit que 'no viene mal' al Presidente de la Corporación
En el año 2010 y 2011, de acuerdo a las cuentas de explotación que definitivamente aprobó la Comisión Nacional del Mercado de Telecomunicaciones, RTVE cerró los ejercicios con superávits de 10 y 20 millones de euros respectivamente. En 2012, después del brutal recorte al que sometió a la radiotelevisión pública Cristóbal Montoro, ya se entró en déficit. Pero ha sido este año cuando ya se ha cometido el que en la Ley de RTVE se presenta, como les decimos, 'el pecado mortal': el déficit superior al 10%.



Un hecho que, según nos dicen tanto en fuentes de la propia RTVE, como en fuentes políticas, va a ser 'utilizado' por el presidente de la Corporación para salir corriendo. Y según se comenta a este periódico en esas fuentes, con una meta clara: encontrar hueco en la primera fila de las listas del Partido Popular para las próximas elecciones europeas.

"Es un abogado del Estado y no puede seguir quemándose en ese puesto"
Las cuentas de 2013, en las que oficialmente debe reconocerse el déficit, debieran presentarse a lo largo de las próximas semanas. Justo coincidiendo con el cierre de las listas para las europeas. Aunque según nos dicen en fuentes cercanas al propio Consejo de Administración de RTVE el presidente de la Corporación no ha hecho ninguna insinuación pública, "ni directa, ni por sobreentendido", de su decisión de ir a saltar del cargo, en fuentes políticas parlamentarias sí se reconoce que "en petite comité ha comentado que está harto, que él es un abogado del Estado, y que no puede seguir quemándose en un puesto en el que el Gobierno no hace otra cosa que recortarle el presupuesto". De hecho, Montoro en sus primeros presupuestos ya redujo en un 40% la aportación del Estado a la televisión pública.

La salida 'europea' en este sentido parece que es lo más deseable para González-Echenique. El rumor en los últimos días se ha intensificado. Y no se desprecia el hecho de que por sus contactos personales, para él hacerse 'un hueco en las listas' está muy lejos de resultar un imposible. González-Echenique, y su mujer, que se han visto complicados en alguna ocasión por conflicto de intereses por sus respectivos cargos, son de la misma promoción de Abogados del Estado, la llamada 'gloriosa' por los puestos que ocuparon la mayor parte de ellos, que el marido de Soraya Sáenz de Santamaría, José Iván Rosa, y tambien forman de su grupo de amigos personales.