Es ‘lo grande’ de ser de familia ‘bien’ desde hace generaciones (en concreto desde el franquismo por lo menos); que conoces y te mezclas con otra gente como tú; gente 'de posición'. Y eso tanto en asunto de amistad, como en asuntos del corazón. Un ejemplo: el señor presidente de la Corporación RTVE, Leopoldo González-Echenique Castellanos de Ubao, conocido en su círculo por un mucho más manejable ‘Polo’, y su esposa, la señora Mónica López-Monis Gallego, que se queda a un apellido de él, pero que es igual de abogada del Estado, y para nada está peor colocada (ella es consejera de Abertis y de Banesto, por dar unos ejemplos).

'Polo' González-Echenique se "abstiene de conocimiento"
¿Qué ha sucedido? Pues que por segunda vez Leopoldo González-…, ‘Polo’, ha tenido que enviar al Congreso de los Diputados, que es formalmente quien le nombró (aunque es bien sabido que el dedo que le apuntó vino de Moncloa, en concreto de mano de la vicepresidenta, cuyo marido José Iván Rosa Vallejo es de la misma promoción de abogados del Estado que la pareja ‘Polo y Mónica’) una notificación con similar contenido. A la sazón, unos párrafos en los que anuncia que “De conformidad con lo previsto en el artículo 7.2 de la Ley 5/2006 de regulación de los conflictos de intereses de los miembros del Gobierno y de los altos cargos de la Administración General del Estado… comunico que me abstuve del conocimiento del siguiente asunto que se debatió en la sesión del Consejo de Administración de la Corporación RTVE celebrado en el día 21 de noviembre de 2013”.

Y a continuación explica el presidente de la radiotelevisión pública que “se abstuvo del conocimiento” de la prórroga de un contrato de RNE, y que dicha abstención viene motivada “por haber sido designada mi cónyuge, Doña Mónica López-Monis Gallego, consejera independiente de ABERTIS INFRAESTRUCTURAS SA”, y ,les resumimos, Abertis era la empresa que se beneficiaba y…, la que se quedó con la prórroga del contrato. Eso sí, sin que el presidente de la Corporación jugara baza alguna en ello, porque, ya saben, “se abstuvo del conocimiento”.

La 'colisión de intereses' tiene antecedentes.., y el mundo está lleno de desagradecidos
Lo curioso del caso es que no es la primera vez que esto sucede, lo de la 'colisión de intereses', y seguramente no sea la última. Un hecho sin duda provocado por la brillante carrera de este matrimonio de abogados del Estado, que por cierto trabajaron bien poco como tales porque pronto sintieron la llamada de la empresa privada (que paga mucho mejor). Y es que como se informó en la página colaboradora de ELPLURAL.COM, Los Genoveses S.A., hace poco más de medio año, a finales de marzo en concreto, ya Leopoldo González-Echenique, ‘Polo’, tuvo que ‘abstenerse de conocimiento’ de otro asunto. En ese caso por una “Propuesta de modificación del contrato de servicios de emisión y soporte TDT formalizado con Retevisión, S.A.” y que, igualmente, aunque el presidente de la Corporación “se abstuvo de conocerlo” fue a parar a.., la empresa de la que su señora, Doña Mónica López-Monis Gallego es consejera, Abertis.

En esa primera vez, por cierto, el presidente de la radiotelevisión pública, como se cuenta en Los Genoveses, incluso aprovechó para masajearse cuando menos el ego y escribir que iniciativas como la que acababa de tomar contribuían a “reforzar la imagen de absoluta imparcialidad en la toma de decisiones de dicho órgano colectivo” (el Consejo de Administración de RTVE). Igual se extrañó de que ante este acto de generosidad no se le llenaran buzón de iPhone y dirección de correo electrónico de encendidas felicitaciones, o igual es que ahora atraviesa una racha de modestia, pero lo cierto es que en esta segunda notificación al presidente del Congreso, Leopoldo González-Echenique Castellanos de Ubao se ha abstenido de autopalmearse la espalda por su 'recta actitud y comportamiento intachable'.