Las lluvias de la semana pasada provocaron problemas en Madrid, entre ellos en el Metro, con la inundación de la estación de Marqués de Vadillo y otras zonas afectadas. En las redes, algunos dedicaron críticas y burlas a esta situación. Sin embargo, este fin de semana, París ha vivido una experiencia similar, de la que han dado testimonio medios franceses y usuarios en Twitter, con fotos y vídeos, que dan constancia de que varias estaciones se convirtieron en auténticas piscinas.

37 intervenciones de los bomberos

Los bomberos de París han confirmado que recibieron cerca de 1.700 llamadas en la capital francesa y que llevaron a cabo 37 operaciones por los estragos provocados por las lluvias. Los sectores más afectados fueron los distritos 13 y 15 de París y el Sena-Saint-Denis.