Los duques de Palma en su coche. EFE/Archivo Los duques de Palma en su coche. EFE/Archivo



Un nuevo documento de la Agencia Tributaria evidencia que la infanta Cristina era consciente y tenía una participación directa en los manejos de la empresa Aizoon, que  comparte en propiedad con su marido. El Mundo hace este jueves una nueva entrega de pruebas que cercan a la hija del Rey: una carta personal dirigida por Iñaki Urdangarin el 22 de marzo de 2007.

Los pelotazos de Aizoon
El duque de Palma informaba en esa misiva a su esposa del pelotazo que ambos dieron en tan sólo tres años en Aizoon. Sólo las acciones de la infanta Cristina en la empresa familiar se multiplicaron por 390. En 2003 valían 1.500 euros y en 2006, un total de 589.807.26. El valor de los títulos de Urdangarin se revalorizaron en la misma medida (587.500 euros), como consecuencia de los millonarios contratos adjudicados a dedo al Instituto Nóos por la Generalitat valenciana, el Gobierno de Baleares y otras administraciones públicas.

La infanta era consciente de los beneficios de la empresa
Este documento demuestra que la infanta no sólo poseía la mitad de las acciones de la empresa pantalla que empleó junto a su marido para vaciar las arcas del Instituto Nóos y en la que ostentaba en ese momento el cargo de secretaria del Consejo de Administración, la hija del Rey era, además, consciente de los beneficios de la empresa.

La resistencia de Hacienda de apuntar a la infanta
El hecho de que la carta de Urdangarin a su esposa haya sido aportada por Hacienda adquiere especial relevancia ya que la Agencia Tributaria, como la Fiscalía y la Abogacía del Estado, ha exonerado a la infanta de los delitos fiscales atribuidos a Aizoon entre 2007 y 2008, con el argumento de que la hija del Rey “no pudo participación directa y consciente” de los manejos presuntamente irregulares del duque de Palma.

El fiscal general del Estado defendió que no hay razones para imputarla
El fiscal general del Estado, Eduardo Torres-Dulce, defendió este argumento recientemente, al negar que la hija del Rey esté teniendo un trato desigual por parte de la Fiscalía.“Si hubiera datos objetivos” para imputarla “no dudaría en formular dicha imputación”, afirmó el fiscal.

Según Torres-Dulce, “para poder cometer los hechos delictivos que podrían imputársele” a la infanta requiere “la ejecución de actos”, y “no es lo mismo participar en un acto que tener noticia de un acto o beneficiarse de algo, si ese beneficio no está previsto por la ley”.