El fiscal general del Estado, Eduardo Torres-Dulce, en la entrevista en RNE. Foto RTVE El fiscal general del Estado, Eduardo Torres-Dulce, en la entrevista en RNE. Foto RTVE



El fiscal general del Estado, Eduardo Torres-Dulce, ha negado que la Fiscalía esté dando un trato desigual, positivo o negativo de la infanta” Cristina en el caso Nóos y ha asegurado que los ciudadanos deben estar convencidos de que “si hubiera datos objetivos” para imputarla “no dudaría en formular dicha imputación”.

Niega presiones
En una entrevista en RNE, Torres-Dulce ha rechazado que reciba presiones en este caso, “ni en ningún otro”, y ha defendido “la imparcialidad” de la Fiscalía y de los fiscales. En ese sentido, ha defendido la labor del fiscal del caso Nóos, Pedro Horrach, que ha calificado de “impecable”.

Sobre este caso, ha asegurado también no haber dado ningún tipo de instrucción al fiscal del caso, Pedro Horrach; “las decisiones han sido siempre suyas”. Torres-Dulce ha negado que reciba presiones del Gobierno ni que él mismo las ejerza sobre los fiscales. "Estar continuamente un fiscal general del Estado presionando a un fiscal que tiene un mecanismo como la junta" de fiscales para exponer su criterio, "no es tan fácil", ha alegado.

La razón de la Fiscalía para rechazar la imputación
Según ha explicado Torres-Dulce, hasta ahora, la Fiscalía se ha opuesto a inculpar a la infanta Cristina, al entender que “para poder cometer los hechos delictivos que podrían imputársele” requiere “la ejecución de actos” y “no es lo mismo participar en un acto que tener noticia de un acto o beneficiarse de algo si ese beneficio no está previsto por la ley”. Un argumento que, ha recordado, fue respaldado por la Audiencia de Palma de Mallorca cuando rechazó la imputación de la hija del Rey en el caso Nóos.