El candidato de Izquierda Unida a la Presidencia del Gobierno, Alberto Garzón, ha vinculadao al catalán Xavier García Albiol con la extrema derecha europea, como el Frente Nacional de Marine Le Pen, en Francia, o Amanecer Dorado, en Grecia.

La xenofobia cotiza electoralmente
"Parece que la xenofobia cotiza al alza electoralmente", ha afirmado Garzón en una entrevista con Europa Press, en la que reconoce su sorpresa por el "apoyo" que están recibiendo determinados líderes xenófobos como es, en su opinión, García Albiol.

Son ultras son aupados por los partidos
Para Alberto Garzón, su elección como candidato es "un ejemplo menor" del auge de los partidos xenóbos en Europa. "En vez de ser penalizados por los partidos democráticos, son aupados a encabezar posiciones de salida a pesar de mostrar tan claramente posiciones racistas y xenófobas", ha opinado Garzón.

Las manifestaciones xenófobas de Albiol
El candidato del PP a las elecciones catalanas es conocido por sus manifestaciones contra la inmigración, durante su etapa en la oposición y, luego, como alcalde de Badalona. García Albiol fue denunciado ante la justicia por afirmaciones como éstas: "El colectivo rumano-gitano se ha instalado a delinquir y a robar. Son una plaga (...) Aquí no tenemos campamentos de gitanos como en Francia, aquí la situación es aún peor, están repartidos por los barrios de la ciudad haciendo la vida imposible a los vecinos y, encima, cuando nos quejamos nos atacan y nos tachan de racistas”.

El polémico dirigente popular ganó en las elecciones locales del 24-M con su lema “Limpiando Badalona“, pero no consiguió revalidar la Alcaldía gracias a una alianza de las fuerzas de la izquierda representadas en ese municipio. En 2010 distribuyó panfletos en los que vinculaba a la inmigración con la delincuencia. Unos 15.000 dípticos fueron repartidos por los populares en los barrios de Llefià, Sant Roc y La Salut de Badalona con fotografías de gitanos rumanos acompañados de lemas como ‘inseguridad’, ‘delincuencia’ y ‘vandalismo’, y la imagen de una pintada con el mensaje ‘no queremos rumanos’.

Albiol ha defendido, sin complejos, durante años “mano dura” contra los que en su opinión “no se adaptan” y contra lo que denominó “el fraude en las ayudas sociales”, en ambos casos,  claras referencias a los colectivos de inmigrantes. En febrero pasado, el entonces alcalde de Badalona mostró su malestar porque se “condena”, a su juicio, alumnos autóctonos a ir al colegio con inmigrantes.