Caixabank ha anunciado que quiere hacerse con el 100% del banco portugués BPI a través de una oferta pública de adquisición (OPA), según ha informado a la Comisión Nacional de Mercado de Valores (CNMV). Caixabank es ya el principal accionista del banco luso, del que posee el 44,1% del capital. En esta operación oferta 1,329 euros por acción, está condicionada a obtener al menos el 50% de los títulos y a que se elimine la limitación del 20% de los derechos de votos de un accionista.

Cinco compras en menos de 5 años
Caixabank ha hecho de la crisis una oportunidad para crecer y desde 2010 -año en el que se puso en marcha la reestructuración del sistema financiero español y la agrupación de las antiguas cajas- ha adquirido Caixa Girona, Bankpyme, Banca Cívica, Banco de Valencia y el negocio de Barclays en España. Con el lanzamiento de esta OPA tomaría el control del sexto banco desde que estalló la crisis.

Se mantendrá el equipo
Caixabank ha anunciado que mantendrá el apoyo al actual equipo directivo del BPI, el tercer banco privado de Portugal, porque su "gestión prudente y eficaz ha logrado proteger al BPI de la inestabilidad que ha afectado al sistema financiero estos últimos años".  Ya en la presentación de resultados de 2014 el presidente de Caixabank, Isidro Fainé, proclamó su querencia por Portugal, país al que dijo que viajaba con frecuencia y que a su juicio comparte sentimentalismo con el pueblo catalán.