Cristina Espinoza

Cristina Espinoza es periodista casi a su pesar y licenciada en Ciencias de la Información 

El catedrático valiente

En medio de tanto silencio cobarde, ha resultado un trueno la valentía intelectual de Gonzalo Quintero poniéndole rigor a esta maldita delictuosidad ambiental de los ERE

Iglesias se hace de derechas

A Iglesias se le nota que ha sido padre, que vive en un casoplón, que va a ser vicepresidente y que está haciendo un curso intensivo de institucionalización de su mismidad

El bueno de Manolo y Manolo el bueno

Hubo un tiempo detenido en que Chaves siempre era el presidente, Arenas siempre palmaba en las elecciones, Zarrías siempre gestionaba el Gobierno y Pizarro siempre el partido

El gran abrazo del Voto Cautivo y la Red Clientelar

¿Me estás diciendo que Chaves et alíi no puderon desconocer y que Aznar y Rajoy sí pudieron desconocer los robos y extorsiones de Bárcenas?

Las lepras del alma

Bonito espectáculo este del felipismo añoso y del comunismo andaluz coincidiendo en los dolores de barriga que les ha producido el abrazo Pedro&Pablo

Liberados de la libertad

Este muchacho Rivera parecía un líder pero nos salió un vendedor de feria. De los malos. Resucitó a Casado, que se había muerto en abril a cambio de nada

'Atezanados' y felices

Sánchez persigue a Sánchez pero se ha dejado canas; Casado persigue a Casado pero se ha dejado barba, como Abascal. Rivera persigue a Rivera pero se le ha extraviado el original

El mundo de ayer

Jueves 24: la memoria genocida de los vencedores ha sido arrancada del templo de su exaltación; se acabaron los selfies de los cachorros de Vox en el Valle de los Caídos

El muerto de Mas

Artur Mas, quien viéndose perdido por los votos y la corrupción tuvo la desesperada ocurrencia de cambiar las leyes así pactadas por las emociones de proximidad

Pipo, que siempre estaba por allí

Todos retrataron a Pipo en su sabio oficio de pacificador de arrebatos y maestro de la esgrima de la concordia en la barra de la cafetería del Parlamento