Poco a poco, el proyecto conjunto de María Dolores de Cospedal e Íñigo Méndez de Vigo para que los niños adoren a las Fuerzas Armadas ya va tomando forma. Aprender el pasodoble La Banderita, hacer dibujos, representaciones con plastilina… Muchas serás las actividades previstas y cuyo objetivo fundamental es acercar el papel de las FFAA a través de una asignatura alternativa a Religión en Educación Primaria y Secundaria. En este sentido, la Asociación Pro Derechos Humanos de España (APDHE) ha manifestado su rechazo frontal al Proyecto Conocimiento de la Seguridad y la Defensa en los centros educativos.

“En los contenidos se explicita que las fuerzas policiales ‘velan para que los delincuentes y los terroristas no pongan en peligro nuestros derechos’,  y se mencionan los asuntos ‘sobre orden público e inmigración’, sugiriendo que este fenómeno es un problema de orden público, lo que indudablemente ayuda a estigmatizar a la población inmigrante”, afirman desde la APDHE.

En consecuencia, la asociación expresa su “profundo rechazo” porque “contenidos y visiones de esta naturaleza entren a formar parte del currículum escolar” ya que se requiere fortalecer valores “alejados de enfoques estigmatizadores que presentan a un sector de la población como peligroso para la sociedad en lugar de solucionar lo que no son sino graves problemas sociales. Un país que destina más del doble de sus presupuestos a gastos militares que a gastos educativos no puede permitirse añadir a ello adoctrinamiento militar/policial en las aulas escolares”.

La APDHE aprovecha también para recordar que “la educación en y para los derechos humanos ha sido excluida de los planes de estudio” a pesar de que es “una obligación de los Estados incluirla como una de las principales herramientas para promover unas sociedades justas y equitativas donde todas las personas ejerzan sus derechos”. “Formar una ciudadanía activa, participativa y conocedora de sus derechos y deberes, fomentando actitudes y conductas basadas en el respeto a las personas, la no discriminación, la igualdad y la responsabilidad, contribuye tanto a la creación de sociedades libres, justas y pacíficas como a la prevención de las violaciones de derechos humanos”, sentencia en un comunicado.


Indignación con Cospedal por desviar fondos públicos para 'adoctrinar' en centros privados

7 cosas que el Gobierno del PP quiere que los niños aprendan sobre su patriotismo