Esta semana quiero aprovechar mi artículo para decirle a Mariano que soy ministrable. ¡Me postulo! Cuenta con gente muy buena en su gabinete, como el ministro aquel que tiene hasta ángel aparcacoches, pero siempre es bueno contar con gente con experiencia y mano dura como yo, para que no se le desmanden esos jovenzuelos que ahora pululan por el Congreso.

Hace falta poner un poco de orden, como ha hecho el Papa Francisco esta semana con las cenizas. ¿Qué es eso de ir tirándolas por ahí? ¡Que luego acaban en cualquier sitio!

Haced como el caudillo y construíos un panteón. Cambiando de tema, ahora los cutres botelloneros sacan todo sobresaliente. Esto con Franco no pasaba.

Hablando de la juventud, algunos muchachos y muchachas estaban muy disgustados porque  cerraban una red social:

Sí, a Vine le ha pasado como a Hernández Mancha, que pegó muy fuerte durante un tiempo pero pronto se vio que no tenía ningún recorrido. Otra gran preocupación de los jóvenes esta semana ha sido la reválida. Se manifestaron contra ella y de momento el flojo de Mariano la ha retirado:

En el Congreso apenas se habló del tema. Los podemitas estaban a lo suyo:

Si es que ahora el Congreso es un cachondeo. Más que antes, quiero decir. El debate de investidura parecía el Club de la Comedia. Esto con las Cortes Franquistas no pasaba:

Este tuit me ha hecho ilusionarme otra vez. ¡A ver si vuelven los buenos tiempos del 39!

¡Con tanto jaleo habéis despertado a Rita!

En el extranjero no nos entienden:

Mientras se votaba la investidura, algunos elementos incontrolados intentaban acercarse al Congreso. No, no era Tejero:

Hablando de incontrolados, Pedro Sánchez va a dar más guerra a su partido que en el 36:

Y ya es oficial. ¡Viva Mariano!

Os dejo con estos tres mozos que son algo rústicos pero están para mojar pan: