A pesar de que la prima de riesgo está por las nubes, la monarquía por los suelos y la filial de Repsol en Argentina nacionalizada, hay parejas genovesas que suceda lo que suceda permanecen inalterables y lejos de verse afectadas, con el paso del tiempo como el buen vino acaban revalorizándose y se fusionan con el paisaje como si del toro de Osborne se tratara.
Nos referimos a la formada por Ana Pastor Julián y José Benito Suárez. Ambos  son ya leyendas urbanas entre las familias genovesas. Sus nombres van de boca en boca y  causan admiración no exenta de mal sana envidia.
El destino ha querido que una sea ahora Ministra de Fomento con competencias en materia de Puertos del Gobierno de Mariano mientras que  el otro es Presidente de la Autoridad Portuaria de Marín-Ría de Pontevedra y en consecuencia bajo la suprema autoridad de la primera compartida con la Xunta de Galicia . Ambos son todos terrenos. Siempre están ahí. No defraudan a sus admiradores y hace años que ven el mundo desde la ventanilla de un coche oficial ( en ocasiones dos ).
Sin entrar en juzgar sus cualidades profesionales que vaya por delante que como las de la mili se les supone, el hecho cierto es que pasan los años y su trayectoria política parece que va viento en popa a toda vela.
Vayamos por partes. Ana Pastor Julián , como quien no quiere la cosa, va para 6 trienios que dejó de pasar consulta y a cambio se integró en el circuito de mando de los genoveses originales y genuinos. Primero como responsable de la Xunta y los últimos 15 años acompañando a Mariano, el estadista, allá donde de desplace. No ha parado de dar vueltas por las dos administraciones : Gerente de Atención Primaria en la provincia de Pontevedra y después directora provincial del Servicio Galego de Saúde, SERGAS (Servicio Gallego de Salud). Con Mariano su primer nombramiento fue directora general de la Mutualidad General de Funcionarios Civiles del Estado (MUFACE).A continuación Subsecretaria del Ministerio de Educación y Cultura en enero de 1999 y, posteriormente, subsecretaria del Ministerio de la Presidencia.Y como no hay dos sin tres subsecretarias fue también subsecretaria del Ministerio del Interior desde marzo de 2001 hasta julio de 2002. Y ya en plena expansión desempeñó el cargo de Ministra de Sanidad y Consumo desde julio de 2002 hasta abril de 2004. En la leal oposición también supo estar a la altura de las circunstancias y de paso cerca de Mariano :  Fue coordinadora de Participación y Acción Sectorial genovesa desde marzo de 2004 hasta octubre de 2004. Todo ello compatible con su condición de diputada que los es desde la VII legislatura. En el XV Congreso genovés Mariano tuvo a bien designarla secretaria ejecutiva de Política Social. Y para redondear los ingresos y algo más fue vicepresidenta segunda de la Mesa del Congreso de los Diputados hasta el 13 de diciembre de 2011. Y desde el 23 de Diciembre es la titular del Ministerio de Fomento.

Su marido y empleado de la Sra. Ministra y esposa, José Benitez Suárez tampoco anda a la zaga. Entre los años 1995 a 1999 fue teniente de alcalde en Pontevedra en la que se encargó inicialmente del área de Policía y Seguridad, para pasar a dirigir la del Medio Rural tras la integración en el gobierno de Pedrosa Fernández de Eladio Portela, concejal de Pontevedra Unida.En Junio del 2000, fue nombrado por Manuel Fraga Iribarne, Director General de Interior y Protección Civil de la Consellería de Justicia, Interior y Administración Local. Allí le cogió de lleno el chapapote del Prestige. El destino también les llevó a los dos matrimonios amigos a estar en el Parque Nacional de Doñana en plena crisis del Prestige.Pero al igual que Mariano, su referente político, salió como pudo y aguantó en el cargo hasta el verano del año 2005 que fue cesado por el gobierno de coalición PSG- BNG.Pero apenas dos años después en las elecciones del 2007 volvió de concejal de la oposición al Ayuntamiento de Pontevedra con el inefable Telmo Martín hasta que un buen día, allá por 2009 con los genoveses de nuevo en la Xunta fue nombrado en el puesto que ocupa en la actualidad .
En fin, como se puede comprobar, esta pareja bajo la tutela efectiva de Mariano son ya, pese a su relativa juventud, punto de referencia obligada para los jóvenes genoveses que ven en su trayectoria lo que ellos quieren se de mayores. Lo dicho, hay parejas genovesas que suceda lo que suceda permanecen inalterables y lejos de verse afectadas, con el paso del tiempo como el buen vino acaban revalorizandose y se fusionan con el paisaje como si del toro de Osborne se tratara.