El secretario de Estado de Comercio, Jaime Garcia-Legaz, y Francisco Nicolás El secretario de Estado de Comercio, Jaime Garcia-Legaz, y Francisco Nicolás



El pequeño Nicolás le pidió al secretario de Estado de Comercio, Jaime García-Legaz, que intercediera ante la alcaldesa madrileña, Ana Botella, para colocar a una persona en el Ayuntamiento. Se trata del cabo de la Policía municipal que le acompañó un año y medio después en su aventura a Ribadeo. El alto cargo del Gobierno, con quien, según todos los indicios mantenía una relación muy estrecha, le respondió: “No he podido hablar con Ana, estaba en la cabalgata. Mañana hablo con ella”.

El joven indicó a García-Legaz lo que tenía que "vender"
En un correo electrónico del joven, del 5 de enero de 2012, divulgado por El Mundo, el pequeño Nicolás indica a García-Legaz cómo tiene que ‘vender’ la candidatura de su amigo, el cabo de la Policía: “Hay que vender de él que es una persona con una fuerte personalidad y carácter, empatiza fácilmente con la gente, es un tipo leal, afiliado al PP desde hace muchos años, ha estudiado en el Tajamar Colegio del Opus Dei y lleva trabajando en asuntos de seguridad más de 25 años”.

Pone en cuestión a varios cargos del Ayuntamiento
Francisco Nicolás pone en duda en su correo la capacidad del cargo en el Ayuntamiento que ocupa el puesto que quiere para su amigo, el de coordinador general de Seguridad: “Con todos mis respetos no creo que F.I.V., tenga mayores conocimientos en esta materia, que seguro que los tiene en otras y por eso sería bueno buscarle otra ubicación”.

Si no se pudiera colocar al cabo en ese puesto, el pequeño Nicolás tiene otra alternativa, que también le indica al secretario de Estado: “Hay un puesto también adecuado a su perfil que es el de Director de Seguridad Corporativa, que actualmente ostenta J.C.D, que es un auténtico Comisario Político a las órdenes del concejal P.C. y J.M.B., que nadie se fía por sus conocidas maneras de sacar información de los políticos de primera línea y que resulta actualmente peligroso tenerle en ese puesto y controlando la seguridad de Ana y teniendo conocimiento de todo lo que hace en cada momento”.

"Ana"
Llama especialmente la atención la cercanía con la alcaldesa de Madrid, expresada por el joven en su correo: “Bueno espero hagas todo lo que esté en tu mano y podamos hacer algo bueno en el beneficio de todos y sobre todo en el de Ana”. Hay que recordar que Francisco Nicolás entró en el ámbito del PP por FAES, que preside José María Aznar.

La respuesta del secretario de Estado no es menos inquietante: “No he podido hablar con Ana, estaba en la cabalgata. Mañana hablo con ella”. El cabo terminó entrando en el Ayuntamiento de Madrid, aunque en ninguno de los dos cargos sugeridos por el joven.

"Hoy ne soñado contigo..."
"Hoy he soñado contigo… Ibas en helicóptero a todos sitios … ¿Qué tal estás?”, le escribió el joven al secretario de Estado en este caso a través de un whatsapps, que publica El Confidencial. García-Legaz le respondía con otro mensaje: “Jajajaja. Eso es que me van a hacer ministro! No creo… Ya en Madrid. Cuándo vuelves?”

"¿Modelos que quieren conocerme?
En otro de los mensajes, del primer semestre de 2013, Francisco Nicolás escribía al alto cargo de Economía: “No te pega nada, jeje… Tengo mil cosas que contarte que vas a flipar...” García-Legaz respondía en el mismo tono amistoso: Modelos que quieren conocerme? Lo imaginaba”. “Jajaja, además de eso jaja”, añadía el joven.

Mensajes a medianoche
Otros whatsapp del verano de 2013, fueron enviados a medianoche.Francisco Nicolás le pregunta a García-Legaz dónde estaba y, a las 23.59 horas, el secretario de Estado le responde: “En casa, en Boadilla, pero me vuelvo a ir”. El joven le pregunta entonces por el ambiente en Madrid aquel agosto. “Qué tal, vacío, ¿no?”. “¿Dónde te vas? ¿A Murcia?”

García-Legaz recomendó al joven en una carta con membrete del Ministerio
El secretario de Estado de Comercio dedicaba tiempo a su joven amigo y puso un gran empeño en recomendarle para que cursara estudios en el Instituto de Empresa. García-Legaz no tuvo reparo de utilizar su alto cargo para intentar convencer al presidente de ese centro en una carta con su firma y el membrete del Ministerio de Economía y la Secretaría de Estado.

Este es un fragmento de la carta escrita por García-Legaz: “Francisco Nicolás Gómez-Iglesias, a quien conozco desde hace varios años y que en el pasado me ha prestado ayuda en la organización de actividades destinadas a la formación de jóvenes, cuenta con gran capacidad de emprendimiento, acreditada trayectoria académica, notables dotes de liderazgo y está fuertemente motivado a ingresar en la IE University”. El joven no entró finalmente en ese centro, sino en la Cunef, donde García-Legaz había sido profesor.