En medio de las negociaciones de las que puede salir el nuevo Gobierno, este sábado marca un hito. España bate el récord de tiempo transcurrido entre la celebración de unas elecciones generales y la investidura del presidente del Gobierno, ya que, hasta ahora, el periodo más largo estaba fijado en los 62 días que fueron necesarios tras los comicios de 1996.

Esos más de dos meses que cumplen representan las jornadas que han pasado desde que los españoles decidieran en las urnas el pasado 20 de diciembre la composición del Parlamento de la XI legislatura. A la vista de los acontecimientos y tras el anuncio del presidente del Congreso, Patxi López, este período se prolongará, al menos, 12 días más, es decir, los que restan hasta la primera votación de investidura a la que se someterá el líder del PSOE, Pedro Sánchez, tras recibir el encargo del Rey de intentar formar gobierno.

Con la vista en el 2
Si no consigue la mayoría absoluta para ello en la votación que se celebrará en el pleno de la Cámara Baja el día 3 de marzo, habrá una nueva dos días más tarde, el 5 de marzo, en la que le bastará la mayoría simple.

En caso de que tampoco logre su objetivo, se abrirá un plazo de dos meses para que algún candidato sea investido o, de lo contrario, habría que convocar elecciones, que, de acuerdo con el calendario previsto, serían el 26 de junio, una posibilidad que el presidente en funciones, Mariano Rajoy, parece que espera como 'agua de mayo'.

Cuadrar plazos
Cabe subrayar que la elección del miércoles 2 de marzo para la primera jornada del debate de investidura de Sánchez permite cuadrar los plazos para que las nuevas elecciones generales puedan celebrarse ese domingo. En este sentido, la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, recordó este viernes al propio Patxi López que deberá ajustar también el momento de publicación del decreto de convocatoria en el Boletín Oficial del Estado, porque, para que sean el domingo 26 de junio, debería publicarse el día de la firma, es decir, el 3 de mayo.

Lo inédito de esta situación se refleja también en que aún no se haya celebrado la solemne sesión de apertura de las Cortes que presiden los Reyes, que el Reglamento del Congreso establece que debe tener lugar "dentro del plazo de los quince días siguientes" a la sesión constitutiva, esto es, el pasado 13 de enero.

Aznar tenía el récord
Hasta hoy, los 62 días que pasaron desde los comicios del 3 de marzo de 1996 y la investidura de José María Aznar como jefe del Gobierno el 4 de mayo de ese año eran los que marcaban el periodo más largo de la democracia española con un Gobierno en funciones (el último de Felipe González).

En aquellos comicios el PP obtuvo 156 diputados, y, tras muchas negociaciones, Aznar consiguió superar la mayoría absoluta del Congreso al sumar los apoyos de CiU, PNV y Coalición Canaria y conseguir por vez primera su investidura como presidente.