La Comisión de Garantías y Valores de Ciudadanos ha confirmado el resultado de las primarias celebradas en Castilla y León para elegir al candidato a presidir el Gobierno autonómico en un documento en el que no explica el origen de los 82 votos anulados ni cómo se introdujeron en el sistema. Además, ha avisado de que aquellos candidatos que hayan dañado la imagen del partido al denunciar posibles irregularidades en otras primarias podrían ser sancionados.

Este documento del 19 de marzo certifica las actas de las votaciones telemáticas realizadas a principios de este mes en varias comunidades o provincias donde alguno de los candidatos perdedores de las primarias acudió a la Comisión de Garantías al albergar dudas sobre el proceso.

El único que presentó una impugnación formal contra la votación fue el ahora candidato de Cs a la Presidencia de la Junta de Castilla y León, Franscisco Igea. En estas primarias se produjo una irregularidad que llevó a la Comisión a anular 82 votos -por no poder atribuirlos a ningún afiliado-, revertir la proclamación de Silvia Clemente como ganadora y dar la victoria a Igea.

En el caso de Castilla y León, el órgano explica que admitió la impugnación de Igea, investigó lo ocurrido y decidió, por unanimidad de todos sus miembros, anular los 82 votos, que "debían ser restados a Clemente", expresidenta de las Cortes y exmilitante del PP cuya candidatura fue avalada por la dirección del partido.

A continuación, la Comisión recuerda que, como consecuencia de ello, se modificó el resultado de la votación. Pero en ningún momento aclara quién emitió esos votos fraudulentos y cómo pudo hacerlo, y tampoco dice que esté tratando de averiguarlo, pese a que han pasado más de diez días desde que corrigió el resultado.

Relacionado Ciudadanos no ve "anomalías" en sus primarias

Solicitudes de información sobre nueve primarias

Por otro lado, el documento, firmado por el presidente de la Comisión de Garantías, Jesús Galiano, y por la secretaria, Marta Segura, se refiere a las solicitudes de información presentadas por nueve candidatos que concurrieron a distintos procesos de primarias y perdieron la votación.

Entre esos nueve hay varios candidatos que pretendían aspirar la Presidencia de sus respectivas comunidades: Juan Carlos Bermejo, derrotado por Ignacio Aguado en Madrid; José López, que perdió frente a Félix Álvarez en Cantabria; Francisco Pérez, derrotado por Daniel Pérez en Aragón; y Leonardo Pérez, que no logró vencer a Mario Gómez en Murcia.

Asimismo, reclamaron aclaraciones Fernando Sánchez, derrotado por Fernando Giner en las primarias para la Alcaldía de Valencia; José Colón, que no logró superar a María del Carmen Martínez para encabezar la candidatura al Congreso por Cádiz; y Rafael Cañadillas, vencido por Melisa Rodríguez en las primarias para escoger al cabeza de lista a la Cámara Baja por Santa Cruz de Tenerife.

Por último, se dirigieron a la Comisión de Garantías David Crespo, que se presentó en las primarias para ser el candidato a presidir el Cabildo de Gran Canaria, y Eugenio Vidal, que pretendía ser el cabeza de lista a las elecciones canarias por la circunscripción autonómica.

Sobre estos nueve candidatos, el órgano dice que se atendieron sus peticiones de documentación y que se les remitió toda la información que legalmente se podía aportar.

"Mediante el asesoramiento técnico pertinente y con todas las verificaciones realizadas con posterioridad al vuelco de todo el proceso", se ha concluido que "se ha cumplido con todas las garantías exigidas y sin que hubiere existido ningún tipo de incidencia valorable, por lo que confirmamos los resultados de dicho proceso", dice la Comisión de Garantías, que confirma así los resultados publicados el 2 y el 9 de marzo.

Lo que sí admite es que, en las primarias para elegir al cabeza de lista al Congreso por Las Palmas, "se pudo observar", con posterioridad a la elaboración del acta, un "error entre los votos contabilizados y los datos de participación en el proceso, dando por nulos dos votos", aunque en este caso el vencedor de la votación sigue siendo Saúl Ramírez.

Situación “anómala y perjudicial” para el partido

Sin mencionar a ningún candidato en particular, la Comisión de Garantías advierte al final de su escrito de que "estando en proceso de investigación y/o verificación los datos resultantes de las votaciones, así como las cuestiones y solicitudes realizadas por algunos de los candidatos", se ha podido "crear una situación anómala y perjudicial" para el partido "con publicidad externa en grupos de redes sociales y/o medios de comunicación".

Concretamente, la Comisión dice que se podrían haber conculcado "algunos de los preceptos" establecidos en el artículo 12 de los Estatutos de Ciudadanos, que recoge las posibles infracciones disciplinarias y las sanciones asociadas en cada caso.

Uno de esos puntos dice que "las manifestaciones públicas que menoscaben el buen nombre del partido o de sus afiliados" pueden ser constitutivas de una infracción muy grave que se puede castigar incluso con la expulsión.

La Comisión ha trasladado a la Comisión de Régimen Disciplinario una copia de la certificación "a fin de que estudie y valore las situaciones creadas por las actuaciones de los afiliados/candidatos relacionados en este acta".