Joan Manuel Serrat le ha causado a los independentistas un daño moral irreparable con sus críticas al plan soberanista, así que todo lo relacionado con el cantautor es aprovechado estos días para la polémica, como ha ocurrido con el documental sobre su vida y su obra estrenado este martes en TV3. Un mensaje, difundido por Whashapp, al que ha tenido acceso El Plural, llamaba al boicot del espacio televisivo y en Twitter algunos tildaron al artista de “traidor”, entre otros insultos. Se quedó en intento porque Serrat no es cualquier cosa, y mucho menos en Cataluña. Pero hay quien, tal vez preso por la frustración, acusa a los medios de ‘inventarse’ que existió tal boicot.









Este martes, sin embargo, corría por Whatsapp el siguiente mensaje, con motivo del estreno, en la noche del documental sobre Serrat en el espacio Sense Ficció de TV3:“Como ya sabéis, el martes en TV3, hacen un reportaje a Juan Manuel Serrat, personaje que, tras aprovechar el sentir catalán para hacerse famoso, ahora para mantener el nivel de ventas de discos, hace declaraciones contra la independencia. Qué le parece si en señal de protesta cambiamos de canal. Si está de acuerdo hágalo correr".

En Twitter, algunos tildaban al cantautor de "franquista", "traidor", de aprovechar sus opiniones "para vender más discos",  y llamaban, también, a boicotear el espacio, como informó ayer El Plural:



Este miércoles, frente a los que afirman que el boicot fue algo inventado por los medios, hay otros que recuerdan la importancia de la obra de Serrat y que ha sido siempre una persona consecuente con sus ideas, desde que durante la dictadura se negó a cantar en Eurovisión porque no podía hacerlo en catalán.

El documental sobre Serrat, que se puede ver en la web de TV3, consiguió el mayor número de espectadores de los espacios de su franja de emisión en Cataluña con un 15.1% de cuota, y 446.000 espectadores. Se situó, incluso, muy por encima de 'First Dates'.