El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, se ha desplazado a León para pedir disculpas por su error histórico al escribir en The Guardian que Reino Unido es la cuna del parlamentarismo, cuando ese mérito lo tiene León, según reconoció la Unesco a petición del propio Ejecutivo que él preside. En su llegada a la basílica de San Isidoro, Rajoy ha sido recibido entre abucheos de leoneses: “¡Rajoy, las primeras Cortes son de León!”.

Un grupo de leonesistas -quienes se adhieren al movimiento regionalista- han recibido al presidente del Gobierno para mostrarle su malestar. Allí se han reunido desde el mediodía en una concentración “pacífica” y “reivindicativa”, en una protesta secundada por la Unión del Pueblo Leonés, único partido leonesista con representación institucional, que le ha dado plantón.

La protesta ha sido convocada por Xuníos por un Reinu, Plataforma Pro Identidad Leonesa y Prepal, según informa Diario de León. “El objetivo es transmitirle a Rajoy todas nuestras inquietudes por el reiterado olvido que nuestra Región Leonesa lleva sufriendo por parte de la administración del Estado desde su integración forzada en la actual autonomía”, manifestaron ayer los promotores.