El turismo rural ha cobrado especial importancia en esta pandemia del coronavirus. Después de estar varios meses con un confinamiento total y, posteriormente, con confinamientos perimetrales, cada vez son más los turistas que buscan lugares relajados donde poder desconectar y alejarse del bullicio de las ciudades. En España existen multitud de pueblos fantásticos para disfrutar del turismo rural, en entornos dominados por la naturaleza y la tranquilidad:

1. Albarracín, Teruel

A orillas del río Guadalaviar y franqueada entre las altas murallas construidas en la cima de los Montes Universales se encuentra la joya medieval de Albarracín. Como muestras del asentamiento romano del siglo XI en este pueblo quedan el Castillo, la torre del Andador y el sistema defensivo. Aunque su catedral, la Mansión de los Monterde o la Casa Julianeta no dejarán indiferente a ningún visitante.

albarracin teruel

2. La Alberca, Salamanca

La Alberca se encuentra entre los escarpados terrenos de la Peña de Francia y gran parte de su atractivo recae en la arquitectura de las casas típicas de la zona: construidas en piedra y sostenidas por estructuras de madera, material que también se utiliza para los clásicos balcones. Este pueblo es fantástico también para disfrutar de rutas senderistas por el Parque natural de Las Batuecas-Sierra de Francia y degustar los embutidos de la zona y las ‘patatas meneás’.

3. Hondarribia, Guipúzcoa

Esta villa marinera y medieval en la desembocadura del Bidasoa destaca por su color y arquitectura características. La calle Mayor es su trazado más popular, donde se encuentran el edificio del Ayuntamiento, el Palacio de Casadevante y el Palacio Zuloaga. El encanto de Hondarribia se puede sentir especialmente en la Plaza de Armas, así como en el Castillo de Carlos V, la Plaza de Guipúzcoa y la muralla que rodea parte del núcleo.

Hondarrabia

4. Guadalupe, Cáceres

La naturaleza, historia, cultura y gastronomía hacen de cualquier viaje rural por Extremadura una opción estupenda. La mayoría de atenciones se las lleva el bonito pueblo de Guadalupe, en la provincia de Cáceres, dominado por el Real Monasterio de Santa María de Guadalupe. Esta construcción fue levantada en honor a la Virgen entre los siglos XIII y XVIII y ha sido declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

guadalupe caceres

5. Frías, Burgos

Esta población burgalesa ha conseguido conservar su encanto medieval a la perfección, tanto que ha conseguido colarse en la lista de los pueblos más bonitos de España. Su ubicación en lo alto de una rocosa colina, conocida popularmente como el cerro de ‘la muela’, y sus calles y edificios de época, convierten a Frías en uno de los mejores destinos de Burgos. En su pequeño centro histórico destacan los restos del castillo, el puente medieval y sus casas colgantes. En la parte más alta se encuentra dominando Frías la Iglesia de San Vicente.

Frías, Burgos

6. Cudillero, Asturias

A orillas del mar Cantábrico se levanta Cudillero, un pequeño pueblo pesquero que conforma una de las postales más características de la costa asturiana. Sus casas situadas unas sobre otras en la ladera de una montaña a modo de anfiteatro son lo más característico del pueblo, pero en sus alrededores acompañan acantilados, playas de ensueño y una vegetación típica del norte peninsular.

7. Sigüenza, Guadalajara

Se trata del pueblo medieval por excelencia de Guadalajara, con su bien conservado trazado medieval y su notable influencia obispal. Entre sus estrechas y sinuosas calles sobresalen la Catedral de Santa María, el Convento de las Ursulitas, la Plaza Mayor y la Casa del Doncel. No hay que olvidar la muralla y el castillo, impresionantes fortificaciones que dominan la población.

Sigüenza

8. Bubión, Granada

Para disfrutar de la arquitectura típica de la Alpujarra granadina hay que visitar Bubión, caracterizada por las casas blancas sin tejado. Se encuentra en el enclave del Valle de Poqueira, a los pies de Sierra Nevada y del majestuoso pico Mulhacén. Un viaje a Bubión es una posibilidad perfecta para disfrutar de la gastronomía alpujarreña, como la ‘olla gitana’ o el ‘ajo tostao’.

Relacionado La Alpujarra, remanso de paz

9. Ronda, Málaga

También en Andalucía sorprende Ronda, un pueblo con fuerte influencia islámica y  con exuberantes valles fluviales y barrancos. El Puente Nuevo es el lugar más sorprendente y famoso de la localidad y ofrece unas buenas vistas al río Tajo, aunque también destacan la Plaza de Toros, los baños árabes –de los mejor conservados de España-, el Palacio del Rey Moro y La Mira o la Plaza Duquesa de Parcent.

Puente de Ronda, Málaga

10. Cadaqués, Girona

En la provincia catalana de Girona se encuentra el bonito pueblo de Cadaqués, en la comarca del Alt Empordà, el punto más oriental de toda la Península Ibérica. Desde Cadaqués se ofrecen unos paisajes fabulosos del Mediterráneo, pero en su centro histórico se puede disfrutar de bellas obras como la Iglesia de Santa María, el Castillo de San Jaime o la increíble Casa-Museo Salvador Dalí.