Un informe del Holden Vision Institute Brien ha hecho saltar todas las alarmas: la mitad de la población mundial será miope en 2050. Por ahora, la cifra de miopes en el mundo sobrepasa los 2.000 millones. Durante los últimos 50 años se ha duplicado el número de personas miopes en el mundo. Casi la mitad de los europeos de entre 25 y 35 años son miopes, y en Estados Unidos, desde los años 70 hasta hoy se ha duplicado el número de afectados por esta deficiencia en la visión. Además, en particular se espera un incremento destacado del número de grandes miopes, los que tienen más de ocho dioptrías, que ahora representa el 2% del total. Tienen mayor riesgo de sufrir patologías que pueden causar ceguera o discapacidad visual.
La miopía es una malformación que se genera cuando el globo ocular en exceso. Suele manifestarse cuando los niños están en edad escolar, y suele empeorar gradualmente hasta que el globo ocular completa su crecimiento. Si no se detecta y corrige con lentes, puede progresar y con el tiempo aumentar significativamente el riesgo de sufrir cataratas, glaucoma, desprendimiento de retina y maculopatía miópica.

Demasiado tiempo entre pantallas

El aumento que se espera podría deberse a causas medio ambientales. Y es que, si bien siempre se ha identificado la genética como principal causa de la miopía, investigaciones más recientes defienden que pasar demasiado tiempo expuestos la luz artificial durante la edad de crecimiento puede favorecer la aparición de la miopía. Se incluirían hábitos como estar demasiado tiempo en casa o en la oficina frente al ordenador. Y en concreto, investigaciones realizadas en China en jóvenes en edad escolar, apuntan a que los niños de clase baja tienen mejor visión que los de clase media, posiblemente porque la falta de recursos los obliga a pasar más tiempo jugando al aire libre. Asia es una de las regiones donde más ha aumentado la miopía, sobre todo en zonas urbanas de Singapur, China, Taiwán, Hong Kong, Japón y Corea.