El año 2017 fue para Shakira el peor de su vida a todos niveles. En este curso, la cantante colombiana padeció una afección en las cuerdas vocales que le alejaría durante un largo tiempo de los escenarios. Pero no sólo eso, sino que también le acarreó problemas con Gerard Piqué, quien la instaría. La artista ha desvelado algunas de sus pugnas con el futbolista en la presentación del documental sobre su tour mundial.

Este problema puso en jaque la vida profesional y personal de Shakira. La artista de Barranquilla se ha sincerado en la presentación de su documental y no sólo ha recordado esta dura etapa profesional de su vida, sino también de las consecuencias que tuvo sobre su relación con Gerard Piqué.

Durante mucho tiempo, Shakira tuvo que permanecer callada, sin decir la más mínima palabra por prescripción médica. Una receta que le permitiría recuperar su voz y volver a los escenarios sin pasar por quirófano. “Mi hijo Sasha me dijo que le rezaba al Niño Jesús y a la Virgencita para que mamá volviera a hablar”, confiesa la colombiana.

La impotencia se apoderó de Shakira, lo que condujo a un enfado perenne. Un estado emocional que derivó en varios encontronazos maritales con el futbolista del Barcelona. “Gerard necesitaba que hablara. Me ha visto tantas veces salir llorando…”, recuerda. “Me decía que no quería un futuro con una mujer amargada, que todos estaban haciendo música por ahí mientras yo estaba encerrada en casa con los niños. Sal ahí y ponte a trabajar”, zanja la cantante.