Comunicación
El presidente de RTVE, José Antonio Sánchez, comparece en la Comisión Mixta de Control Parlamentario de la Corporación - EFE
Imagen de archivo del presidente de RTVE, José Antonio Sánchez.
|
Fuente
:
EFE

La última de RTVE: controlar los correos y acceso a internet de los trabajadores

El Consejo de Informativos recuerda a la dirección que "secreto profesional es uno de los pilares de la libertad y el derecho a la información"

233
Jue, 8 Feb 2018

RTVE supervisará los correos electrónicos y el acceso a internet de sus trabajadores. Así lo explicaron en una circular apelando a un "uso seguro de los sistemas de información". En ella también se advertía de la posibilidad de instalar en los equipos programas de monotorización o hacer revisiones periódicas del contenido.

El Consejo de Informativos ha emitido un comunicado en el que recuerdan que el "secreto profesional es uno de los pilares de la libertad y el derecho a la información, salvaguarda de la confidencialidad en las comunicaciones entre los periodistas y sus fuentes". Han pedido explicaciones a la dirección y se muestran profundamente preocupados "por lo que podría concretarse en un grave atentado contra un derecho reconocido por la Constitución en su artículo 20.1d."

La empresa ha justificado su decisión por el riesgo de ciberataques. La norma entraría en vigor 15 días después de su publicación en la intranet.

La Asociación de la Prensa de Madrid (APM) ha rechazado la norma de RTVE porque considera que puede vulnerar el derecho al secreto profesional que ampara a los informadores. "Los correos de los periodistas tienen una triple protección constitucional: el derecho al secreto de las comunicaciones, el derecho a la intimidad y a la protección de datos y el derecho al secreto profesional".

UGT denuncia el "espionaje"

Sobre este tema, el sindicato UGT en la cadena pública cree la dirección de RTVE tiene derecho a establecer sistemas para controlar el mal uso de los equipos informáticos propios en aras de defenderlos del ataque de hackers, pero no de un modo tan incompetente porque, con esta tremenda chapuza en un tema tan delicado en el que sólo hay un paso entre el lícito control y el indecente espionaje de los trabajadores y trabajadoras. “Lo que no se puede de ningún modo es llevar ese control legítimo al ámbito de todas las comunicaciones fijas y móviles”, añaden.

“Es una tremenda chapuza que vuelve a dañar el prestigio de RTVE al llevarnos a los medios nuevamente por la incompetencia de una dirección que cada día es más insostenible”, lamentan.