La pandemia ha despertado otros intereses en la sociedad, en las últimas décadas se ha visto como los jóvenes abandonaban sus hogares en busca de un futuro mejor en las grandes ciudades. Sin embargo, se ha comprobado que a pesar de las dificultades que puede conllevar vivir en un pequeño pueblo, las ventajas en estos próximos años pueden ser abismales.

La tranquilidad y poder disfrutar del aire y la naturaleza son algunos de los deseos de los muchos que se han quedado atrapados en pequeños pisos, algunos incluso sin ventanas al exterior.

Los pueblos saben que ahora es el momento de convencer a los dudosos de que el campo es una buena opción para vivir y así también ellos poder solventar su principal problema: repoblar estas zonas que han quedado casi abandonadas y aisladas. El calificativo peyorativo de 'España vaciada' es una realidad, pero puede ser que el Covid-19 haga ser más consciente a todos de lo importante que es cuidar estos rincones, espacios claves para superar crisis sanitarias como la que vivimos.

Las zonas rurales de España no solo están ofreciendo opciones muy asequibles para vivir allí, sino incluso dan trabajo a las personas que decidan cambiar de domicilio, prometiendo así una vida económicamente estable a pesar de la incertidumbre laboral. 

Tabanera de Cerrato, PalenciaTabanera (Palancia)

Este pequeño pueblo de algo más de 130 habitantes, según el último estudio del Instituto Nacional de Estadística (INE), busca una familia con hijos y que sea emprendedora. Los habitantes ponen a disposición una vivienda de 85 metros cuadrados, recién rehabilitada. Asimismo, la oferta incluye encargarse de un negocio de ultramarinos para abastecer las necesidades básicas de la localidad y alrededores.

La vía oficial para contactar con ellos es a través de la página del Ayuntamiento o escribiendo al correo electrónico secretario@tabaneradecerrato.es. Ya tienen más de 500 aspirantes, pero debido a la situación de la pandemia se complica más la elección de la familia. La oferta no solo ha llamado la atención a españoles, sino que personas de Holanda, Alemania y Uruguay se han puesto en contacto.

La vivienda y el negocio estarán disponibles a partir de mayo, fecha estimada de la finalización de las obras del local.

Jasa, Huesca

Jasa (Huesca)

En el norte de Huesca se halla el bonito pueblo de Jasa con algo menos de 100 habitantes. Por la zona hay atractivas casas rurales perfectas para pasar unos días de relax y practicar senderismo.

El consistorio ha puesto a disposición una vivienda totalmente gratuita y un bar-restaurante por el cual no se pagará el alquiler y proveerán de toda la maquinaria necesaria para el correcto funcionamiento del negocio.

Los ex propietarios del negocio han decido traspasarlo porque han apostado por su otro negocio, un obrador de croquetas, que les permite tener más tiempo libre. Los antiguos dueños aseguran que la afluencia de personas en puentes, vacaciones de verano y Semana Santa es bastante alta. 

La forma correcta para participar en esta convocatoria es a través del formulario del Ayuntamiento. 

Aýna, Albacete

La conocida como "La Suiza Manchega" se localiza dentro de la Sierra del Segura en Castilla-La Mancha. Su ubicación es un gran privilegio ya que está enclavada en la garganta del río Mundo rodeada de abundante vegetación y vistas de ensueño. Esta zona se hizo muy popular a partir de 1989, cuando se grabó la película ‘Amanece, que no es poco’ de José Luis Cuerda.

La villa cuenta con diferentes puntos de interés como la Cueva del Niño, con las pinturas rupestres más antiguas de Castilla-La Mancha y declaradas Patrimonio de la Humanidad en 1998 por la UNESCO, su bonito casco histórico y la ruta de los cinco Miradores.  

En este acogedor pueblo, que viven más de 600 personas, temen que la escuela cierre, por ello, para incentivar la escolarización, han dejado las viviendas rehabilitadas de los antiguos maestros con alquileres muy simbólicos, a partir de 150 euros al mes. El colegio cuenta con 13 niños, pero este año tres de ellos se cambian al instituto y para impedir que se queden sin profesores necesitan nuevos vecinos con hijos.

El alcalde del municipio de Aýna, Juan Ángel Martínez González, confirma que desde que la noticia apareció en Antena3 las solicitudes se han disparado, de hecho, ya cuenta con más de 500. Martínez González agrega lo importante que es que las familias “asuman” lo que supone vivir en un pueblo, para que después no haya decepciones. Desde el consistorio también insisten en que las personas que quieran vivir aquí deben contar con ingresos suficientes, es decir, que teletrabajen o tengan un proyecto emprendedor por la zona. Los perfiles que más se ajustan son aquellos relacionados con el turismo, agricultura, ganadería o monitores de tiempo libre.

Por el momento, el Ejecutivo está preparando las bases de esta oferta, que esperan que esté disponible antes de finalizar el mes de febrero. La vía adecuada para solicitar más información, por el momento, es el correo electrónico del Ayuntamiento: ayna@dipualba.es.

Otros proyectos

Holapueblo es una plataforma digital que tiene dos finalidades: atraer a personas que quieren cambiar de vida y mostrar las oportunidades laborales que el mundo rural puede ofrecer. Es una iniciativa gestionada por AlmaNatura y apoyada por Red Eléctrica de España con el objetivo común de repoblar las áreas rurales haciendo hincapié en el potencial que puede trasladarse a estas zonas aisladas de la península.

Antonio Calvo Roy, director de Relaciones Institucionales y Sostenibilidad de Red Eléctrica de España, asegura que la primera forma de luchar contra la despoblación es llevando proyectos innovadores a zonas rurales.

Debido al éxito de la primera edición, en enero se cerró el plazo de la segunda convocatoria que ha conseguido reunir a 75 pueblos que cumplen con ciertos requisitos para facilitar la entrada de nuevos pobladores y promover la puesta en marcha de proyectos empresariales. Algunos de ellos son: buena conexión a Internet, oferta de vivienda con precios asequibles, centro de Educación Primaria y atención médica y de farmacia.

Apadrinaunolivo.org es un proyecto social de referencia en España que sirve para generar empleo entre la población del medio rural despoblado, fomentar el turismo y proteger la flora y fauna que depende del olivar apadrinando un olivo por tan solo 50 euros al año. La idea surge y se lleva a cabo en el pueblo aragonés de Oliete.

El funcionamiento de esta iniciativa es muy reconfortante ya que puedes seguir el proceso de recuperación del olivo, visitarlo y recibir dos litros de Aceite Virgen Extra como forma de agradecimiento.

Oliete además destaca por tener una de las maravillas únicas en Europa, la Sima de San Pedro, depresión de 100 metros de profundidad y 100 metros de diámetro que finaliza en un lago.

 ¿Te animas a visitar el pueblo de referencia de los olivos de España?

Si estás convencido de que quieres un cambio de vida, lo más apropiado es que revises las páginas web de los Ayuntamientos y hagas una búsqueda activa para dar con el pueblo que se ajuste a ti. Una acertada opción es echar un vistazo a los de la plataforma 'Vente a vivir a un pueblo', que, a través de filtros como la distancia a la ciudad, servicios básicos, conectividad y conexión, entre otros, muestra las villas que más se ajustan a tus necesidades.