Este miércoles 10 de julio una comisión judicial ha ejecutado otro desahucio en Argumosa 11. Este el decimosexto intento de desahucio en este bloque y el cuarto intento de desahucio de Miriam y Juan, una familia con dos hijos menores de 9 y 10 años de edad. Ya son nueve familias las desalojadas en este bloque y aún quedan ocho pendientes en procesos judiciales.

Desde primera hora de la mañana, sobre las 06:00 AM, se ha producido un gran despliegue policial. Los antidisturbios se han distribuido a lo largo de la calle, mientras disponían un cordón policíal para impedir el paso a los numerosos vecinos y activistas de la Asamblea de Bloques en Lucha, que se habían reunido a lo largo del día para intentar frenar este desahucio.

Relacionado Siete bloques de viviendas en Lavapiés, unidos contra la especulación

Les multiplicaron por cinco su contrato de alquiler, al que no pudieron hacer frente, después de varios intentos de desahucio. Finalmente, hoy los especuladores han conseguido expulsarles de su casa.

La familia ha sido desahuciada sin que se le haya ofrecido alternativa habitacional, lo que han denunciado los grupos de activistas

Miriam se encuentra ahora junto con su pareja en el hospital, ya que llevaba días con un pinzamiento debido al malestar general, desde que recibieron el burofax anunciándoles que les expulsaban de su casa. Anoche dejó a sus hijos con unos familiares, para evitarles el sufrimiento. Este miércoles se ha despertado alrededor de las cinco de la mañana y, desde entonces, ha estado recogiendo todas las pertenencias de su casa preparándose para lo que parecía inevitable.

Este es uno más de los numerosos desahucios que se han producido en Lavapiés, barrio céntrico de la capital, por los intereses de los propietarios que quieren lucrarse con el aumento del precio de la vivienda y contra las personas que allí habitan.