Los trabajadores del Centro de Mayores Gran Residencia, en el barrio madrileño de Carabanchel, denuncian que se sigue exponiendo al contagio del Covid-19 a los ancianos al no cuidar las medidas de higiene en las comidas, que, por otra parte, se están sirviendo frías en las habitaciones de los mayores, al carecer de bandejas térmicas, con el resultado de que los mayores se niegan a comer.

En esta residencia, que dispone de 420 plazas operativas, han muerto 70 residentes y en este momento hay más de 120 contagiados, detectados con test, desde que se inició la crisis sanitaria por el coronavirus, según los últimos datos oficiales conocidos hace una semana.

Los platos de habitación a habitación

Según denuncian los trabajadores, la residencia no cuenta con bandejas térmicas y se está sirviendo las comidas frías a los residentes en sus habitaciones. "El personal de servicio nos deja servidos los platos encima de una mesa en una sala, y las técnicas de Enfermería tenemos que cogerlos y llevarlos habitación por habitación y darles la comida a los residentes que no tienen autonomía. Luego, nosotras mismas retiramos los platos".

"Los platos están sin ningún tipo de protección, al aire, expuestos a un contagio, ya que quedan servidos sobre la mesa, cuando lo que tendría que hacerse es ir sirviendo la comida habitación por habitación, para que se mantenga caliente hasta que llega al residente, como se hace en los hospitales", explica Nandi Gutiérrez Román, técnico en Cuidados de Enfermería.

"Después de ir repartiendo uno a uno, cuando llegas a los últimos platos, la comida está helada y los residentes, por supuesto, no quieren comerla", añade la técnico de Enfermería.

Siguen sin material de protección adecuado

Los trabajadores de la Gran Residencia denuncian también que siguen sin suministrarles los materiales de protección necesarios para evitar el contagio. "Obligan a rociar los Epi con lejía, para que los reutilicemos durante varios días. Y los trajes no son impermeables. El siguiente vídeo, difundido en Twitter, muestra cómo esos trajes dejan pasar los fluidos.

Sanitarios de vuelta sin pruebas

Los sanitarios que han estado de baja por contagio o sospechas son dados de alta y se reincorporan a sus puestos de trabajo, sin que se les haya realizado la prueba PCR o algún test.