Sociedad
El expresidente de OHL, Juan Miguel Villar Mir. EFE/Archivo
El expresidente de OHL, Juan Miguel Villar Mir
|
Fuente
:
EFE/Archivo

El juez Púnica imputa a Villar Mir por las obras del metro de Madrid

García Castellón lo llama a declarar el próximo lunes, así como a su yerno, Javier López Madrid, y el exconsejero delegado de la empresa pública Mintra

160
Jue, 1 Feb 2018

El juez del caso Púnica ha citado como investigado el próximo lunes al expresidente de OHL Juan Miguel Villar Mir por la adjudicación de unas obras del metro de Madrid y del metro ligero de la localidad madrileña de Boadilla del Monte.

En un auto, el juez de la Audiencia Nacional Manuel García Castellón emplaza ese día como investigados a Villar Mir, así como a su yerno y exconsejero de la constructora, Javier López Madrid, junto a Jesús Trabada, ex consejero delegado de la empresa pública Mintra (Madrid Infraestructuras del Transporte).

Los tres están ya siendo investigados en otra causa de corrupción, el caso Lezo, en concreto por la adjudicación a OHL de la construcción de un tren entre Navalcarnero y Móstoles (Madrid) que no se llegó finalmente a realizar.

OHL se desmarca

Por su parte, el grupo constructor OHL ha salido al paso de la noticia negando cualquier irregularidad en los procesos de licitación y contratación en los que ha participado, y ha recalcado que todos ellos se han ejecutado “con la máxima transparencia” y “de acuerdo a la Ley y a las mejores prácticas de gobierno corporativo”.

Fuentes de OHL han recordado que Villar Mir dejó la presidencia del grupo constructor en junio de 2016 y que en la actualidad no ocupa ningún puesto en la empresa.

Estas fuentes han recordado también que su yerno, Javier López Madrid, nunca ha ocupado cargos directivos en OHL y que dejó su puesto de consejero en mayo de 2017.

Según las fuentes citadas, OHL “mantiene una política de tolerancia cero” con la corrupción y, desde su fundación, en 1911, “ningún directivo ni empleado del grupo ha sido nunca condenado por ningún supuesto de corrupción”.

El consejo de administración de OHL, según la propia empresa, “trabaja para asegurar que todos los empleados y directivos del grupo cumplan siempre, no sólo con la legislación aplicable y con las más exigentes prácticas de buen gobierno corporativo, sino también con su Código Ético y su Política Anticorrupción”.