En un artículo publicado en su blog -al que se accede a través de la web nacional del PP- y en la página de extrema derecha Minuto Digital, Vidal Quadras vuelve a las obsesiones de su partido mezclando aversión a los cuidados paliativos con las recetas económicas del Tea Party.

Lo obvio
Tras recordar el riesgo de un "efecto contagio" en la crisis griega -algo sobre lo que se lleva advirtiendo desde hace meses- pide control de déficit y recortes pero acompañados de "una recuperación del crecimiento". Pero no explica como se consigue ese objetivo cuando como en el caso del eurodiputado del PP, se es contrario a los estímulos públicos, necesarios todavía en cierta medida según los expertos para reactivar la recuperación.

Obsesión recurrente del PP: Montes
Según Vidal Cuadras, "Grecia se asemeja a un paciente del Doctor Montes, sometida a dosis sucesivas de sedantes sin que la gravísima enfermedad que la aqueja reciba el tratamiento adecuado". Una terapia exclusivamente financiera retrasa la muerte y alivia el dolor, pero no evita el tránsito final". La conclusión es que más allá de las inyecciones financieras, los griegos "han de trabajar más y mejor por menos dinero, crear valor añadido, exportar y animar el consumo interno". "Tumbada en su lecho hospitalario con el gotero puesto, la desventurada Hélade intenta incorporarse y no lo consigue mientras el sopor paralizante de los rescates penetra en sus venas hundiéndola en una oscuridad sin retorno", concluye insistiendo en su teoría de los sedantes mortíferos.

El PP, a través del Gobierno regional de la Comunidad de Madrid, inició una cruzada contra Montes equiparando los cuidados paliativos con la eutanasia. Miguel Angel Rodríguez, ex portavoz del Gobierno de Aznar y defensor de los argumentarios del PP en los medios, ya fue condenado por los tribunales por llamar "nazi" al doctor.