Año electoral y en la Comunidad de Madrid todavía resuenan las promesas incumplidas de los miles de empleos que iban a traer Eurovegas o las Olimpiadas, reclamos que el PP utilizó sin rubor para ilusionar laboralmente a los ciudadanos. Y con unas elecciones municipales y regionales a la vuelta de la esquina regresan las maquetas, las recreaciones en 3D sobre el antes y el después con pisos y zonas arboladas y regresan, sobre todo, las promesas de miles de trabajos asociados al ladrillo.

6.000 millones en 20 años y más de 122.00o empleos
El Gobierno de Mariano Rajoy ha dado luz verde a la denominada Operación Chamartín, un viejo proyecto para remodelar el norte de Madrid paralizado desde hace años pero que se ha reactivado este viernes a través de un acuerdo del ministerio de Fomento, el Gobierno regional de Madrid y el Ayuntamiento, así como del BBVA. Anuncian una inversión de casi 6.000 millones en los próximos 20 años y crear unos 122.000 empleos y aseguran que ahora es posible por una mejoría económica.

Inversión pública y privada
La ministra de Fomento, Ana Pastor, el presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, la alcaldesa de la capital, Ana Botella, y el presidente del BBVA, Francisco González, han celebrado la reactivación de una operación que abarca más de tres millones de metros cuadrados al norte de la capital y supone prolongar en 3,7 kilómetros el paseo de La Castellana, principal arteria de Madrid. Han explicado que el proyecto 'Distrito Castellana Norte' supondrá la recuperación y puesta en marcha definitiva de la operación ideada hace 20 años sobre terrenos ferroviarios del Estado de esa zona, soterrándolas para construir miles de viviendas y parques encima. Fomento asumirá así buena parte de las inversiones.

Permisos pendientes... con elecciones de por medio
La urbanización del nuevo distrito correrá a cargo de la empresa Distrito Castellana Norte -empresa en la que participan dos accionistas privados, BBVA con un 75,5 % y la constructora San José-, que ha indicado que los plazos de la actuación, que contempla 17.000 viviendas -el 10 % con algún tipo de protección- dependerán de la aprobación urbanística por las administraciones. La empresa espera que "en breves meses" se apruebe el planeamiento urbanístico para comenzar a trabajar sobre las 311 hectáreas sobre las que se crearán nuevas infraestructuras de transporte, zonas verdes, zonas residenciales y de oficinas. Las empresas defiende que asumirán "gran parte" de la inversión en infraestructuras y, a la pregunta de si les preocupa un cambio en las administraciones tras las próximas elecciones, aseguran que no trabajan con partidos políticos, sino con administraciones.

El candidato del PSOE al Ayuntamiento de Madrid, Antonio Miguel Carmona, ha manifestado que el "desbloqueo" de la conocida como Operación Chamartín se ha realizado "a espaldas de los ciudadanos". En declaraciones recogidas por Europa Press ha pedido a la actual alcaldesa, Ana Botella, que explique "cuánto va a costar a los madrileños" esta operación.