El próximo 26M se juega la segunda parte del partido electoral tras la victoria por goleada del PSOE el 28A. El batacazo electoral de Pablo Casado, reconocido y con cambio de estrategia incluido, es tal que, de continuar la tendencia, puede provocar la pérdida de uno de sus principales bastiones.

La Rioja está en juego. Los populares gobiernan desde el año 1994, es decir, han comandado la comunidad autónoma desde hace 24 años. Es uno de sus principales feudos, pero su continuidad está en riesgo.

Según las proyecciones de la encuesta publicada por el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), que acertó el 28A, la llave del Gobierno la podría tener el Partido Riojano (PR+), y podría usarla para abrir las puertas de la derecha o de la izquierda.

El sondeo sitúa al PSOE como ganador de las elecciones con un 36% del voto que cristalizaría en 12/14 escaños. El PP sería segundo con un 30,9% (11/13 diputados). Ciudadanos completaría el podio con un 10,5% (3/4); Podemos un 7,8% (2/3); y el PR+ un 7,4% (2/3). Vox se quedaría fuera con un 2,3% al no llegar al 5%.

De cumplirse estas proyecciones, PSOE y Podemos podrían empatar técnicamente con PP y Ciudadanos, por lo que todo quedaría en manos del PR+ y, 24 años después, los populares podrían perder el Ejecutivo autonómico.