Continúan los cambios en Podemos. Algunos, de cara a las elecciones autonómicas y municipales de 2019, como la decisión de Rita Maestre y otros cinco ediles de Manuela Carmena de retirarse de las primarias de Podemos. Otras, para cerrar filas y reforzar las negociaciones con el Gobierno de Pedro Sánchez.

Con esta última idea en mente, este lunes se han producido dos cambios que se pueden resumir en la siguiente frase: más poder en manos de Pablo Echenique y, en consecuencia, para su ahora adjunto, el que fuera mano derecha de Ramón Espinar en la Comunidad de Madrid, Fran Casamayor.

Tal y como ha anunciado el propio Echenique, Casamayor se convierte en su adjunto en la Secretaría de Organización Estatal de Podemos. "Muy contento con el trabajo organizativo de Fran Casamayor en la Comunidad de Madrid. Por eso será un lujo contar a partir de hoy con su experiencia en la Sec. de Organización Estatal como mi Adjunto. Construir Podemos es construir un país mejor y nos seguiremos dejando la piel en ello”, ha escrito Echenique para dar la bienvenida a su nuevo número dos.

Pero, ¿qué significa este cambio? Oficialmente, el ascenso de Casamayor se produce por uno aún superior, el de Echenique. Y es que, Casamayor se ocupará de la organización del partido mientras Echenique se centra en las acciones directas de negociación con el Gobierno de Pedro Sánchez, en ausencia de Irene Montero. En otras palabras, Echenique coge las riendas de la Secretaria de Relación de Gobierno.

Relacionado Acuerdo entre Sánchez e Iglesias sobre los Presupuestos

El ‘número dos’ de Espinar que…

Casamayor recibe este premio, según Echenique, gracias a su trabajo organizativo en la Comunidad de Madrid como número dos de Espinar. Aunque la realidad es otra, cuanto menos, diferente.

Deja un partido completamente dividido, con una guerra interna en la Comunidad entre Espinar e Íñigo Errejón que se enterró públicamente con el pacto entre ambos y el anuncio de que sería Errejón el candidato de Podemos a las elecciones de 2019.

Relacionado El escándalo interno en Podemos fuerza a Errejón y Espinar a firmar la paz

 

Sin olvidar que la situación de Podemos en Madrid capital no es mucho mejor. Manuela Carmena repetirá como candidata, pero fuera de Podemos y, con ella, de momento, ya se ha llevado a pesos fuertes de Podemos como Rita Maestre, José Manuel CalvoFrancisco PérezEsther GómezJorge García Castaño y Marta Gómez. Todos han retirado sus respectivas candidaturas del proceso de primarias morado en Madrid.

Los ediles dejan solo al exJemad Julio Rodríguez en su carrera por la alcaldía de Madrid.

Antes de trabajar junto a Espinar, Casamayor se presentó a las primarias para ser el secretario general de Podemos en Castilla-La Mancha con poca fortuna. Quedó en tercera posición con 1.306 votos frente a los 1.367 del ganador, José García Molina.

… se dejó querer por el PSOE

La carrera política de Casamayor, ahora uno de los hombres fuertes de Podemos, despegó en el PSOE. Es más, en 2011 se presentó con los socialistas a la alcaldía de La Roda, en Albacete, su lugar de origen.

Este albaceteño, graduado en Ciencias Políticas y máster en Economía Internacional y Desarrollo era el número 16 de la lista del PSOE en las municipales de ese año.

Francisco Casamayor, de Podemos, se presentó con el PSOE como candidato en La Roda, Albacete. Boletín Oficial de la Provincia de Albacete

“La Roda cumplió 700 años hace unos meses. Nada o casi nada se hizo desde el Ayuntamiento. Otra oportunidad perdida. 24 años son muchos años para estar al frente de un Ayuntamiento, demasiados favores pendientes”, decía por aquel entonces Casamayor en un vídeo de campaña en el que pedía el voto (minuto 3:12) para el PSOE frente al PP.

“Necesitamos nuevas ideas, nuevos proyectos que tengan en cuenta lo mejor de un pueblo que está muy por encima de su Ayuntamiento. Es el momento”.

Candidatura PSOE, es el momento de La Roda

Criticar la deuda municipal fue uno de sus principales estandartes durante la campaña electoral. Según denunciaba el PSOE, La Roda era la localidad más endeudada de los pueblos de más de 10.000 habitantes gobernados por el PP en la región. El PP “ha batido todas las marcas de endeudamiento en la localidad en los últimos cuatro años, con 15 millones de euros de deuda a entidades financieras y una cifra de deuda, estimada porque el PP no facilita los datos, de 3 millones según la Intervención municipal, a pequeños empresarios de La Roda”, lamentaban tras 24 años de gobierno popular en La Roda.