El secretario general del PSOE y candidato a la Presidencia del Gobierno, Pedro Sánchez, durante su intervención en un acto público de presentación de los candidatos al Congreso y al Senado por Burgos. EFE



De nada ha valido las llamadas indignadas de Rajoy a Bruselas y a Alemania para que desautorizaran al Comisario Pierre Moscovici, quien dejó claro que las autoridades comunitarias no consideran creíbles los Presupuestos que el PP ha elaborado para 2016, los considera electoralistas, que no cumplirán con el déficit y estiman que hay un desfase de 10.000 millones de euros que el próximo gobierno que salga de las urnas tendrá que recortar. Todo el Gobierno y el PP han salido en tromba para asegurar que eso es falso, pero a dos meses de las generales el informe de Bruselas es un torpedo al principal argumento electoral del PP que los partidos de la oposición no piensan dejar escapar.

Comparecencia urgente
El primero en hacerlo ha sido el líder y candidato del PSOE, Pedro Sánchez, quien en rueda de prensa anunció que pedirá la comparecencia urgente del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, en el Congreso para que “dé la cara” y para que retire los Presupuestos Generales del Estado para 2016. El líder socialista destacó que “hay otras opciones a los recortes del PP”.

Rajoy miente a los españoles
Pedro Sánchez atacó directamente a Rajoy: “Es evidente que está engañando a los españoles. La UE dice que también engaña a las instituciones comunitarias. Está perdiendo credibilidad internacional, anuncia nuevos recortes y está provocando inestabilidad política y económica”.

Sánchez exigió a Rajoy que retirara los presupuestos y aseguró que “el presidente utiliza también la economía para mentir. La responsabilidad que tiene el Gobierno es que clarifique antes de las elecciones cómo va a cumplir con el déficit o que retire estos presupuestos y espere a que un nuevo Gobierno -que espero presidir- haga unas cuentas claras que no mientas a los españoles”, ha añadido el secretario general del PSOE.

Debates electorales con todos
Sobre los debates electorales Sánchez ha destacado que está dispuesto a enfrentarse “a todos y sobre todo”. “Quiero debatir con todos, de todo y sin cortapisas. Los españoles se merecen una campaña en la que se hable de futuro, con propuestas. Y no que esté llena de descalificaciones como hace el PP. El problema está en el PP. Cuando ha gobernado el PSOE siempre ha habido debates. Cuando ha gobernado el PP, no los ha habido. Espero que su último servicio a la política sea que haya debates”, ha concluido.