Numerosos dirigentes del Partido Socialista, encabezados por su secretario general, Pedro Sánchez, así como de otras formaciones políticas y sociales, se dieron cita hoy en el Kursaal de San Sebastián para rendir homenaje a uno de sus miembros más históricos, Txiki Benegas, fallecido en los últimos días de agosto.

Sánchez recordó en su discurso que "pocas figuras tienen la trascendencia política" de Benegas, al que atribuyó el papel de haber sido uno de los artífices de la democracia y, tal y como han resaltado en un comunicado desde el PSOE, que ha estado "presente en los momentos culminantes de la historia reciente del país".

La “buena política”
El líder de los socialistas definió al que fuera secretario de Organización durante una década como uno de esos representantes de la "buena política", por ello "reivindico la vigencia de la política del diálogo y del acuerdo" que hizo posible la Constitución, los pactos de Moncloa y Toledo o el fin de ETA.

En clave electoral, Pedro Sánchez señaló que quiere esa "buena política que aspiro a liderar desde Moncloa a partir de diciembre”, para incluir en el término aquella que “nos hará transformar de nuevo España entre todos no unos contra otros".

En alusión directa a Txiki Benegas indicó que "nos queda su recuerdo, su memoria y me comprometo a recoger su testigo y el de su lucha", apostando por un proyecto reformista, Constitución incluida, para lograr "una sociedad más justa, decente en la que nadie sea más que nadie, haya nacido donde haya nacido, y no deje a nadie en la cuneta de la marginación".

Muchos invitados
El líder de los socialistas intervino tras hacerlo el ex presidente Felipe González y el ex vicepresidente Alfonso Guerra quienes recordaron "la explosión de vida y corazón" que representaba Benegas en todos los cargos que ostentó a lo largo de su vida política.

De la importancia humana y política de la figura del ex dirigente socialista habla la amplia representación de partidos que se dio cita en el palacio donostiarra. Así, además de otros líderes del PSOE, también acudieron ex lehendakari José Antonio Ardanza, el presidente del PP guipuzcoano, Borja Sémper, o el secretario general de UGT Cándido Méndez. Del mismo modo, también acudieron ministros de los diferentes gobiernos de González y de ejecutivos anteriores, como Rodolfo Martín Villla.