La teniente de alcalde de París, Anne Hidalgo, recibe un reconocimiento de la Junta de Andalucia por su atencióna las comunidades andaluzas en Francia. Foto: Embajada de Francia en España La teniente de alcalde de París, Anne Hidalgo, recibe un reconocimiento de la Junta de Andalucia por su atención a las comunidades andaluzas en Francia. Foto: Embajada de Francia en España



La ultraderecha francesa avanza de la mano de Marine Le Pen. La hija de Jean- Marie pretende crear un grupo político europeo nuevo en la futura Eurocámara que salga de las elecciones de mayo de 2014, con el nombre de Alianza Europea por la Libertad, así que ya negocia con el holandés Vlaams Belang, la N-VA en Flandes y el sueco Sverigedemokraterna, y espera contactar con algún partido en España, según adelantó, hace unos días, EFE. La candidata socialista a la Alcaldía de París para las municipales de marzo de 2014, Anne Hidalgo, ha advertido de las políticas “populistas” que “que se alimentan del miedo y de la crisis para culpar al extranjero de todos los males” y ha dicho que “si seguimos el juego a la extrema derecha, Europa será un infierno”.

El populismo que culpa a los extranjeros de todos los males
“Mi solución es muy clara: los valores antes que nada. La extrema derecha es veneno para la República, una propuesta falsa que no soluciona nada. El populismo se alimenta del miedo y de la crisis, para culpar al extranjero de todos los males. Hay que luchar contra esa estafa en el plano de las ideas, porque la ultraderecha trata de banalizar su propio mensaje para hacer creer que es un partido como los demás. Pero su historia es la que es, y el Frente Nacional nunca ha cortado con ella”, ha afirmado la candidata socialista en una entrevista en El País, publicada este fin de semana.

De familia republicana
Annde Hidalgo, de origen español, natural de de San Fernando (Cádiz) proviene de una familia republicana, exiliados en Francia. Es la teniente de alcalde de París, encargada de urbanismo y candidata socialista a las elecciones municipales del próximo año para las que parte como favorita frente a la aspirante de la derechista UMP Nathalie Kosciusko-Morizet (NKM).

La habilidad de Marine Le Pen
Hidalgo alerta de la “habilidad” de Marine Le Pen para intentar convencer a los franceses. “Intenta que la llamen Marine en vez de Le Pen, para hacer olvidar a su padre, pero es igual que él, una extremista. Más hábil, más mediática, pero un peligro para la democracia. Eso es lo primero que se debe decir. Y luego, al hablar de inmigración, hay que contestarles, porque si no lo haces, favoreces el extremismo”.

En medio de la polémica actuación del Gobierno de Hollande
La aspirante a alcaldesa de París cree que hay que huir del populismo de culpar a los inmigrantes de todo porque “si hacemos el juego a la extrema derecha, Europa será un infierno”. Sus palabras llegan en medio de la polémica actuación del Gobierno socialista de Hollande contra algunos sectores de la inmigración, y especialmente, por la deportación de la niña gitana de origen kosovar Leonarda Dibrani, de 15 años, que residía en la ciudad de Pontarlier y fue detenida el pasado 9 de octubre cando se dirigía en una excursión con sus compañeros de clase y sus profesores a la localidad de Sochaux.

El 74% apoya la política de mano dura
La expulsión provocó dos días de manifestaciones estudiantiles, pero pese a la polémica generada, el ministro francés del Interior, Manuel Valls, no ha visto mermada su popularidad. El 74 % de los franceses, según una encuesta difundida este sábado, aprueba la postura del ministro, mientras que otro 65% se opone a que el Gobierno anule la expulsión y a que la familia de la niña pueda volver a Francia.

Europa tiene una deuda enorme con los gitanos
Preguntada sobre si comparte las ideas del ministro del Interior y compañero de partido, Manuel Valls, que ha dicho que los gitanos europeos son culturalmente distintos y no quieren integrarse, Hidalgo ha respondido que “no hay que mezclar las cosas.”, porque “entre los gitanos europeos que vienen a Francia se dan dos situaciones. Unos son familias que vienen a buscarse un porvenir desde países paupérrimos que les dan un trato indigno. A estos hay que integrarlos, recordando que Europa tiene una deuda enorme con los gitanos, que fueron deportados y exterminados en los campos nazis. Eso no lo podemos olvidar, y hay que darles viviendas y educación aplicando las leyes vigentes. Aunque no siempre es fácil. Nosotros tenemos 50 familias en la plaza de la Bastilla, les hemos ofrecido viviendas y no las quieren”.