Esta asociación, que cumple este mes de febrero un año de vida, pide a los partidos políticos que sean conscientes de que “la sociedad civil está crecientemente inquieta y preocupada por retrasos que afectan a inversiones económicas, a perspectivas laborales y a avances sociales ante su falta de consenso.” Por eso , aseguran, hay que “pedir a los partidos políticos responsabilidad y generosidad para llegar a acuerdos razonables y garantizar la estabilidad parlamentaria”. Manuel Campo Vidal, cofundador de esta entidad sin ánimo de lucro, asegura que “la ciudadanía ya se ha expresado en las urnas y corresponde ahora a los partidos interpretar ese mandato de acuerdo. Es urgente y necesario formar Gobierno y alcanzar pactos que resuelvan problemas de fondo y garanticen el futuro de nuestro país”.

Desde hace un año Sociedad Civil por el Debate ha ido incorporando a su proyecto a personas individuales, colegios profesionales y asociaciones de todo tipo hasta representar, indirectamente, a casi un millón de personas. Su objetivo fundamental es articular a la sociedad civil para “alzar la voz y pedir a los partidos políticos pactos y soluciones. Pactos por la educación, el empleo, la sanidad, la justicia, la ciencia y por todas aquellas materias que reclaman una atención especial para lograr un nuevo modelo productivo en nuestro país y salir de una vez de la crisis”.