José Manuel García-Margallo ha dejado de lado las maneras diplomáticas y ha cargado abiertamente contra la filtración de investigaciones fiscales a los medios, después de que se conociera ayer que Hacienda investiga su etapa como eurodiputado. En una entrevista, este viernes, en Onda Cero, el ministro de Asuntos Exteriores se ha quejado de que se le aplique la “pena de telediario”.

Ayer no quiso contestar sobre este asunto
"Yo estoy dispuesto a pagar hasta la pena de muerte si defraudo, pero no me parece bien que las informaciones fiscales estén en los medios", ha dicho García-Margallo, que ayer, sin embargo, eludió referirse a este asunto, al ser preguntado por los periodistas.

Declaración "paralela"
El ministro ha dicho que aunque los políticos puedan someterse a "cualquier tipo de flagelación pública", tienen derecho a la privacidad. García-Margallo ha asegurado que nunca “ha defraudado un euro” y que lo que ha hecho Hacienda en su caso es una declaración "paralela" porque hay "diferencias de interpretación" sobre cómo evitar la doble imposición en el caso de los ingresos de los eurodiputados.

Tributó al 22% y no al 35%
Hacienda investiga a todos los eurodiputados españoles entre los años 2010 y 2014. Según desveló el periodista Eduardo Inda en su blog, Hacienda investiga a Margallo por haber tributado a un tipo inferior al que debería haberlo hecho durante su anterior etapa como eurodiputado. Habría tributado al 22% y no al 35%, como exige la ley, ahorrándose, como mínimo, unos 10.000 euros al año.

"Chocante" que se le investigue
Margallo ha respondido que no quiere hacer “juicios de valor sobre nadie” cuando le han preguntado en Onda Cero si las filtraciones pueden tener un interés político, aunque ha apostillado que considera “chocante” que no le hayan investigado hasta ahora, que es ministro.