Un total de 14 personas han sido detenidas, tres de ellas menores de edad,  y otras 11 han resultado heridas en las concentraciones en Madrid, durante la tarde y la noche de este miércoles  en apoyo a los vecinos del barrio de Gamonal, en Burgos. En los alrededores de la céntrica calle Génova, donde se encuentra la sede nacional del PP, la Policía cargó contra los manifestantes e, incluso, usó pelotas de goma. Un vídeo divulgado en Twitter muestra cómo los agentes golpean con virulencia a algunos manifestantes mientras uno de sus superiores les alerta de que están  siendo grabados: "¡Estáis cojonudos para las cámaras!". Lo puede ver en el siguiente vídeo:



Un herido fue trasladado al hospital
Los sanitarios del Samur-Protección Civil han tenido que atender a cinco agentes de policía y seis manifestantes por diversos cuadros de carácter leve todos ellos, aunque uno de ellos ha tenido que ser trasladado al Hospital Gregorio Marañón de Madrid por una arritmia.



Entre las 14 personas arrestadas en el marco de los disturbios, figuran tres menores de edad y un efectivos de los Bomberos del Ayuntamiento de Madrid. El bombero fue arrrestado tras un incidente con agentes de la Unidad de Intervención Policial (UIP) cuando estaba de servicio. Según fuentes de la delegación del Gobierno en Madrid han confirmado que el bombero golpeó con la cabeza a un policía que le habría pedido que retirase sus utensilios de trabajo después de apagar un contenedor.

Carga policial con pelotas de goma
Pasadas las ocho de la tarde, agentes de la Unidad de Intervención Policial (UIP) que formaban parte del cordón policial que impedía el paso a la altura de la calle Génova -donde se encuentra la sede del Partido Popular- y la Plaza Colón cargaron contra manifestantes, e, incluso, usaron pelotas de goma contra un grupo que, previamente, les había insultado y lanzado petardos y botellas. El cordón policial se desplegó y avanzó hacia la primera línea de los manifestantes, que en ese momento comenzaron a lanzar petardos y, sobre todo, a lanzar todo tipo de objetos y de botellas, según EFE. En su huida, algunos manifestantes han volcado y quemado contenedores, destrozando mobiliario urbano en varias de las calles del centro de Madrid. En la calle de Alcalá se provocaron destrozos en la marquesina de una sucursal bancaria.



Las concentraciones de ayer en Madrid han calentado las redes sociales, donde hay múltiples comentarios, fotos y vídeos que recogen las marchas de protesta, así como el gran despliegue policial y las cargas de los agentes. En Twitter, se ha creado el hashtag #efectoGamonal.