La vicesecretaria general del PSOE, Elena Valenciano. EFE



El Partido Socialista ha empezado 2014 con una prioridad en su agenda: frenar la reforma de la ley del aborto que ha anunciado el Gobierno. Para ello, la vicesecretaria general del partido, Elena Valenciano, ha remitido una carta al líder del Partido Socialista Europeo (PSE) con el objetivo de pedirle "solidaridad y cooperación" y reclamarle que se implique en la cumbre que preparan para reivindicar los derechos de la mujer.

“Luchen con nosotros”
"Necesitamos que nuestros colegas europeos socialistas luchen con nosotros", escribe Elena Valenciano en la carta que envía a Sergei Stanishev, presidente del partido del que ella es, precisamente, vicepresidenta. La intención de Valenciano es la de buscar la complicidad de sus socios europeos en una reforma tan polémica como la ley del aborto.

Acciones conjuntas
En concreto, Valenciano pide al PSE que convoque conjuntamente con el PSOE una reunión con representantes europeos "para discutir esta agresión a las mujeres y las posibles acciones que se pueden emprender, entre ellas, una cumbre europea sobre derechos de la mujer". Algo necesario ya que, si entra en vigor la reforma que planea el Ejecutivo, España pasará a ser una "excepción en Europa", que dejará sin libertades a las mujeres "a cambio de un puñado de votos ultraconservadores".

La carta de Valenciano
Por su interés informativo, ELPLURAL.COM reproduce de forma íntegra la misiva enviada por Elena Valenciano a Sergei Stanishev:

Estimado Presidente

El pasado 20 de diciembre el Gobierno de Mariano Rajoy aprobó un proyecto de ley sobre el aborto - el llamado proyecto de ley sobre la protección de la vida de los no nacidos - que constituye un ataque flagrante contra la libertad y la dignidad de las mujeres, así como una grave amenaza para los médicos y otros profesionales del sector de la salud. El mismo gobierno del Partido Popular que está recortando  todos los derechos sociales a los españoles se aplica ahora para dejar sin libertades a las mujeres españolas.   

El ministro de Justicia, Alberto Ruiz- Gallardón, ha anunciado que el aborto solo se permitirá en el caso de violación o cuando haya un riesgo grave para la salud física o mental de la madre. Esto significa que la nueva legislación elimina la posibilidad para que una mujer aborte incluso si se detectan malformaciones graves del feto.

España retrocede así más de treinta años, llegando a ser la excepción en Europa, después de haber pasado por un momento de amplia libertad de decisión gracias a la ley de 2010 aprobada durante el último Gobierno socialista. La ley, vigente, resolvía los riesgos para la salud de las mujeres y, sobre todo, les daba amplia capacidad de decisión. En los últimos años, se ha reducido el número de abortos en España.

Rajoy va a suprimir la libertad de las mujeres a decidir sobre su maternidad a cambio de un puñado de votos ultraconservadores.

Con esta ley, nos dirigimos de nuevo a la clandestinidad y la edad del miedo que existía antes de que España tuviera una legislación segura. Así, las mujeres que se lo puedan permitir, viajarán a otros países de la UE para interrumpir sus embarazos, mientras que las mujeres con menos recursos se verán obligadas a practicarlo en clínicas ilegales, sin garantías médicas o sanitarias, o serán forzadas a ser madres, incluso en contra de su voluntad.

Esta no es una ley contra el aborto, se trata de una ley en contra de las mujeres.

Los socialistas, creemos en el derecho de cada mujer a decidir sobre su maternidad, y también en la igualdad de oportunidades. Por lo tanto, el PSOE ha anunciado que va a luchar con firmeza, junto con las organizaciones de mujeres y el resto de los partidos de la oposición, con una serie de iniciativas en España y en el Parlamento Europeo, en contra de este proyecto de ley, con el fin de defender a las mujeres los derechos sexuales y reproductivos.

Por todas estas razones, pido la solidaridad y la cooperación del Partido de los Socialistas Europeos. Necesitamos que nuestros colegas europeos socialistas luchen con nosotros contra este proyecto de ley, que simplemente no es razonable ni respetuoso con las mujeres.

El PSOE va a organizar una reunión europea en este mes de enero para discutir esta agresión a las mujeres y las posibles acciones que podemos emprender, entre ellas, una Cumbre Europea sobre Derechos de la Mujer.

Quiero sugerir que el PSE convoque conjuntamente con el PSOE esta reunión. Enviaremos una propuesta de fecha al Secretario General del PSE y propondremos en el Equipo de Coordinación y en la Presidencia del PSE que todo el Partido se una a nosotros y apoye nuestros esfuerzos.

Estoy segura de que podemos contar contigo y con el PSE en esta acción en defensa de los derechos de las mujeres.

Te deseo a ti y a todo el Partido de los Socialistas Europeos muchos éxitos en este nuevo año que acabamos de empezar. El reto más importante será obtener un excelente resultado en las próximas elecciones europeas.

Muchas gracias por tu apoyo. Saludos fraternales.