Olga María Henao no tendrá un silla reservada en la Convención Nacional del Partido Popular. El PP ha pedido a la que fuera novia del presidente de Extremadura, José Antonio Monago, que no acuda para evitar un 'encuentro' incómodo. El también exsenador ha sido acusado de hacer diversos viajes a las Islas Canarias cuando eran pareja a cargo de la Cámara Baja, algo desmentido por él mismo.

Ni fotos ni declaraciones
Según informa Público.es y recoge Bolsamania.com, el PP ha preferido evitar fotos y declaraciones "comprometidas" en una Convención que comienza muy tocada ya con la salida de prisión de Luis Bárcenas y la manifestación de la AVT de mañana acusando al Gobierno de Mariano Rajoy de "traición" a las víctimas de ETA.

Sin respuesta
La empresaria, militante del PP y su vocal en el distrito suroeste de Tenerife ha mostrado su sorpresa por no poder asistir al cónclave -al que llevaba acudiendo desde hace siete años-, aunque asegura no quiere entrar en polémicas con su partido sobre las razones. Henao ha señalado a Público.es que, como en otras ocasiones, trasladó a Manuel Domínguez, el presidente de la formación insular, su deseo de ir a la Convención Nacional, aunque no ha obtenido respuesta.

La pretensión del PP
Cabe recordar que en este cónclave  participan e intervienen todos los barones regionales del partido y la mayoría de los miembros del Gobierno y con el que el PP pretende dar el pistoletazo a este año de convocatorias electorales.

El objetivo del cónclave
Los populares han preparado una convención centrada en la recuperación y en las reformas acometidas por el Gobierno de Mariano Rajoy, que bajo el lema "juntos por un gran país" pondrá en valor la gestión de estos tres años, subrayará la vuelta al crecimiento económico y la mejora de los datos de empleo e insistirá en que en este periodo se han mantenido los servicios esenciales. 

Aznar y Cospedal
La inauguración oficial de la convención está prevista a las cuatro de la tarde, y antes de Aznar y Cospedal -que abrirán el cónclave- intervendrán la alcaldesa de Madrid, Ana Botella, y la presidenta del PP madrileño, Esperanza Aguirre. Tras la apertura, el PP tiene previsto celebrar dos sesiones de debate en cada una de las tres "plazas" que los acogen: la de la Constitución, la de la Prosperidad y la de la Solidaridad.