José María Aznar y Miguel Blesa. EFE/Archivo José María Aznar y su amigo Miguel Blesa, al que puso al frente de Caja Madrid. EFE/Archivo



La Audiencia Nacional ha avalado investigar al expresidente de Caja Madrid Miguel Blesa y otros exconsejeros de la entidad, entre ellos Gerardo Díaz Ferrán, por "planificar" la emisión de participaciones preferentes para capitalizarla. En un auto, la sección tercera de la Sala de lo Penal de este tribunal admite el recurso interpuesto por la Fiscalía Anticorrupción contra la admisión a trámite de la querella de un empresario que invirtió en estos productos, pero rechaza aceptar los que interpusieron tres de los exconsejeros, entre ellos Blesa.

Correos comprometedores
En cualquier caso, los magistrados ordenan incluir en la investigación "todo lo relativo a la planificación" de las preferentes por parte de los órganos directivos de la caja, pero dejan fuera "todo lo referente a la adquisición" de estos productos y al case operaciones en la entidad financiera. Ya el miércoles varios grupos de la oposición instaron a la Fiscalía a actuar tras la publicación en eldiario.es de los correos que intercambió el expresidente de Caja Madrid Miguel Blesa con otros directivos de la entidad en los días de la emisión de preferentes en 2009.

El juez Silva defiende su instrucción
Por su parte, el juez Elpidio José Silva, que inició la investigación contra Blesa y fue apartado del caso, ha dado este jueves una rueda de prensa en la que ha advertido de que "en cualquier momento" contará "la película desde el principio" sobre el encarcelamiento de Blesa, lo que podría generar "una situación institucional insostenible". El magistrado ha asegurado que la causa que ha abierto el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) por delitos de prevaricación, contra la libertad individual y retraso malicioso durante su investigación al exbanquero "no puede salir gratis" porque está basada en "mentiras" y "falta a la verdad". "Mi instrucción es correcta, roza la perfección y no he cometido ningún error, ni siquiera procesal", ha subrayado.

Ratifica el envío a prisión
El magistrado ha asegurado que "cada día" piensa que fue "más acertado" enviar a prisión a Blesa, mientras que la Audiencia Provincial de Madrid, que al anular el caso le dejó en libertad, deberá plantearse que ha causado "un daño impresionante". Preguntado por si piensa "tirar de la manta", ha explicado que aunque ahora no sí puede llegar el momento porque es "la primera vez en la historia judicial europea" que un juez de instrucción es sentado como imputado antes de que se termine la investigación bajo la acusación del Ministerio Fiscal.

Silva ha hecho estas declaraciones acompañado de sus abogados, que han anunciado que han presentado una queja en la Fiscalía General del Estado y ante la Defensora del Pueblo contra el fiscal de Madrid Manuel Moix, que presentó la querella contra él en el TSJM, donde su instructor apreció el pasado lunes "indicios razonables bastantes" para juzgar al magistrado.

El drama de los preferentistas
En relación a la situación de Blesa, el portavoz adjunto de Economía del grupo parlamentario socialista, Antonio Hurtado, ha denunciado en un comunicado que el exbanquero "jugó con la confianza" de los clientes "y les engañó, al colocarles productos híbridos, tanto participaciones preferentes como deuda subordinada". "A los ahorradores les vendieron los productos híbridos ofreciéndoles alta rentabilidad sin asumir ningún riesgo", ha añadido Hurtado, que ha criticado que de este modo Blesa, en 2009, emitió y colocó 3.000 millones de euros en participaciones preferentes y más 1.000 millones en deuda subordinada. Hurtada lamenta que Blesa se captó de la capacidad de Caja Madrid para captar preferentistas y ahora 330.000 personas "continúan atrapadas con preferentes y deuda subordinada de Bankia" -entidad creada por la entidad madrileña y otras seis cajas- por importe de 6.230 millones de euros.