El Partido Popular ha desarrollado una alta ingeniería estadística para camuflar, disimular o disminuir fictíciamente las listas de desempleo, esa gran losa que pesa sobre la anunciada y no percibida por los ciudadanos recuperación económica proclamada por el Gobierno de Mariano Rajoy, y que al líder italiano Renzi le da “la risa” cuando le dicen que España es el ejemplo a seguir. Carcajadas justificadas cuando nuestro país tiene el doble de parados que Italia; es decir, seis millones de españoles no tienen trabajo, o lo que es lo mismo, 25 de cada cien personas en edad de trabajar están en sus casas sin hacer nada. Pero una vez más, Castilla-La Mancha se presta como comunidad conejillo de indias para intentar maquillar este drama. Una vez más, María Dolores Cospedal presenta a sus compañeros de partido una nueva fórmula para reducir el desempleo: saca de las listas a parados de larga duración, los inscribe obligatoriamente en cursos de formación y luego tarda hasta 30 meses en abonarles prestaciones que les corresponden, eso sí, mientras tanto no figuran como parados si no como perceptores de una ayuda que nunca llega, lo que lleva a alguno de ellos a abandonar los cursos y exigir el pago de la deuda.

“Tardanza injustificada”
Este es el caso de un parado de Ciudad Real inscrito en un curso de formación en Valdepeñas y que reclama al Gobierno de Cospedal una cantidad próxima a los 900 euros, al mismo tiempo que anuncia su obligado abandono del curso de “cocina” al no poder hacer frente a los gastos que conlleva su desplazamiento a la localidad del vino. El afectado, antes de renunciar al curso que tal vez le podría suponer una salida laboral a su prolongada inactividad, acusa a la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha de “obrar de mala fe con sus ciudadanos prometiendo unas ayudas de transporte a parados, que al serlo no poseen fuente de ingresos y luego esas ayudas no se pagan”, recoge en su carta un afectado a la que ha tenido acceso ELPLURAL.COM (ver carta).

La respuesta onírica del Gobierno de Cospedal
La carta recoge el drama de una de las miles de personas “engañadas” por el Gobierno de Cospedal, cuya responsable de la Dirección General de Formación en vez de disculparse informa al afectado que cobrar, lo que se dice cobrar, va para largo. “Se están finalizando la tramitación de los pagos correspondientes a la programación 2012, e iniciándose la tramitación contable de las becas de la programación de 2013”, recoge la misiva (ver respuesta). Y mientras que el ineludible dinero llega a las manos del afectado, que ha perdido ya su condición de parado, ¿cómo se costea los gastos derivados del curso de formación?.

El PSOE pedirá explicaciones a Cospedal
En este sentido, la portavoz del PSOE de Castilla-La Mancha, Cristina Maestre, ha denunciado en rueda de prensa esta “vergonzosa”  situación que obliga a los parados de larga duración “a financiar con el dinero de su bolsillo o el de sus familiares” a la Junta  del PP haciendo frente al coste del curso, del transporte o del material de formación porque Cospedal no les paga “y encima les están diciendo que hasta dentro de al menos dos años no recibirán el dinero”, concreta.

Empresas de formación en quiebra
Maestre indicó, además, que esos parados cuando se apuntan a estos cursos dejan de computar en las listas del desempleo.  Y lo que  no es menos importante, los impagos del Gobierno castellano-manchego están afectando también a algunas empresas de formación, “que se han visto obligadas a cerrar sus negocios”, dice. La portavoz socialista exigió a Cospedal que de explicaciones de inmediato sobre lo que está pasando y reconozca que ha mentido, pero que sobre todo ponga en marcha de manera urgente los mecanismos para que se page a estos desempleados. “Es intolerable como están actuando; es un auténtico insulto a los parados de Castilla-La Mancha”, sentenció.



Enchufismo y puertas giratorias
Pero mientras que estos parados apenas sobreviven por los impagos del Gobierno de Cospedal, el presidente de la Diputación de Toledo, el pluriempleado Arturo García-Tizón, continúa “enchufando” a allegados y amigos. El último nepotismo ha sido denunciado por IU, que acusa al también diputado nacional del PP de contratar como asesora a la viuda del recién fallecido alcalde de Talavera, algo que ya intentó en 2012 y que desistió por la presión social. Un tanto de lo mismo ha hecho el polémico director de la televisión regional, Nacho Villa, que tras contratar a un auditor para “buscar basura” en las cuentas de su antecesor, Jordi García-Candau, lo ha colocado ahora  en plantilla. En este sentido, Cristina Maestre exigió a Villa que de explicaciones sobre si es cierto que acaba de fichar como director financiero de la RTVCM a una persona que hasta hace poco ha trabajado en una empresa que ha recibido contratos del propio Ente público. “Sería gravísimo”, concluyó.