Política
Esperanza Aguirre, durante su anuncio de dimisión. EFE
La expresidenta madrileña, Esperanza Aguirre
|
Fuente
:
EFE

El exdirector del Cisneros: "Pablo Casado apareció por allí de la mano de Aguirre"

"Hombre, cuídame a este chico, que tengo mucho interés", le pidió la expresidenta madrileña

354
Jue, 17 Mayo 2018

Alberto Pérez de Vargas, exdirector del Centro de Estudios Cardenal Cisneros en la etapa en la que Pablo Casado cursó sus estudios de Derecho ha confirmado que sí recibió llamadas de la expresidenta Esperanza Aguirre para que se diera “facilidades” al actual vicesecretario de Comunicación del PP.

"Pablo Casado apareció por el Cisneros de la mano de Esperanza Aguirre. Le llevaron allí porque le quedaban varias asignaturas para acabar Derecho... Debió de atascársele Icade, que suele suceder, porque Icade tiene muy mala leche", ha dicho el exdirector del centro, adscrito a la Universidad Complutense y cuyo patronato está presidido por la Consejería de Educación de la Comunidad de Madrid.

"Cúidame a este chico..."
"Aguirre decía: 'Hombre, cuídame a este chico, que tengo mucho interés'", ha asegurado el exdirector del Centro de Estudios Cardenal Cisneros, en una entrevista que publica hoy El Mundo.

Pablo Casado trasladó su expediente desde Icade, donde inició sus estudios en 1999 al Cisneros en 2005 y allí aprobó 12 asignaturas, el 48% de la carrera, en los cuatro meses posteriores a conseguir su acta de diputado madrileño, gracias a las “facilidades” que le dio el centro tras las llamadas de altos cargos del PP. "Llamaron muchos", ha asegurado Pérez de Vargas.

Según ha narrado Pérez de Vargas, tras las llamadas de Esperanza Aguirre “les dije a los profesores: 'Aquí está éste'. Lo que hicieran ya es cosa suya, a nadie se le obligó a aprobarle, eso no".

Casado tuvo facilidades
"Él (Pablo Casado) me llevó una carpeta con lo que tenía que convalidar, muy bien ordenada; me lo llevó a mí para que yo se lo pasara a los profesores y como mucho podía haber cinco o seis asignaturas”, ha relatado el exdirector del Cisneros.

"Lo que sí hubo fueron facilidades. Si al profesor de turno le dio la gana de aprobarle sin examen, adiós muy buenas. Irregularidad de que se forzara no, pero hubo mucho interés, eso es verdad. Te decían que no tenía tiempo, y él mismo decía: 'Es que estoy muy liado'", ha añadido el exdirector.