Arroz con legumbres.

¿Con qué?

Trescientos gramos de arroz, un pimiento verde, una cebolla, dos tomates maduros, cien gramos de garbanzos, cien gramos de soja en grano, cien gramos de guisantes, un manojo de espinacas, aceite de oliva, un hueso de jamón, una patata, una cebolleta y sal.

¿Cómo?

 El día anterior ponemos las legumbres a remojo. Cocemos las legumbres en sacos de red cada una, en la olla exprés con bastante agua, sal, el hueso de jamón, la patata y la cebolla; diez o doce minutos y dejamos enfriar. Entretanto en una cazuela baja o paella, pochamos en dos cucharadas de aceite la cebolleta muy cortada, el pimiento, los dos tomates pelados y sin pepitas y cuando esté todo meloso añadimos el arroz al que damos varias vueltas, añadimos las legumbres, las espinacas muy cortadas, cubrimos de caldo donde han cocido las legumbres y dejamos cocer durante veinte minutos, removemos sólo los cinco primeros, luego sólo la cazuela o paella. Apagamos cubrimos con un paño limpio cinco minutos y servimos.

[[{"type":"media","view_mode":"media_large","fid":"40347","attributes":{"class":"media-image alignleft size-thumbnail wp-image-18021","typeof":"foaf:Image","style":"","width":"150","height":"150","alt":"Ensalada de r\u00facula y naranja"}}]]

 

Ensalada de langostinos con mandarina.

¿Con qué?

Medio kilo de langostinos congelados crudos, una caja de canónigos o berros, una manzana, dos mandarinas, dos hojas de laurel, una endivia, sal, vinagre balsámico y aceite de oliva virgen.

¿Cómo?

El día anterior descongelamos y cocemos los langostinos en agua con sal y dos hojas de laurel. Una vez fríos los pelamos y cortamos la cola por la mitad abriéndola, machacamos las cabezas en un mortero y le extraemos el jugo para la vinagreta, también se pueden licuar con un poco de caldo. En una fuente de servir ponemos la verdura elegida, la endivia cortada en trozos como de dos centímetros, la manzana en triángulos y las mandarinas, cortados los gajos por la mitad –es una ensalada imaginativa, por lo que se puede añadir o quitar al gusto- colocamos encima los langostinos. Salamos y preparamos una vinagreta con tres partes de aceite, una de vinagre y el jugo de las cabezas de los langostinos. Cada comensal se sirve a su gusto.

Pastelitos o tarta de la confitería del barrio.

El coste de los productos de este menú, con langostinos congelados, es de unos 17 euros.