En plena expansión industrial, se acaba de ubicar como el país más contaminante del mundo (emite el 30 por ciento de las emisiones de CO2 de todo el planeta), pero también es líder en desarrollo de energía solar. En 2022, China inaugurará la primera autopista solar del mundo, 161 kilómetros que unirán las ciudades de Hangzhou y Ningbo, en el este del país. No solo permitirá generar electricidad e introducirla a la red eléctrica, sino también recargar vehículos eléctricos en movimiento a partir de la inducción magnética.

Una vía basada en paneles solares

Pero también es líder mundial el producción de energía solar. Su nueva autopista generadora de esta fuente energética consta de paneles solares cubiertos con un material transparente que soporta el peso de los vehículos y permite el paso de la luz natural. Los paneles pueden generar un millón de kilovatios/hora de energía en un año, lo suficiente para satisfacer la demanda diaria de alrededor de 800 familias, o eso dice Qilu Transportation Development Group, la compañía encargada de la obra.
La autopista estará terminada, si nada falla, en 2022, tendrá seis carriles y 161 kilómetros, entre las ciudades de Hangzhou y Ningbo.
  https://www.youtube.com/watch?v=v3Rh3yKF4m4

Múltiples funciones

Una parte de la electricidad producida se utilizará para alimentar el alumbrado público de autopistas, vallas y señales de tránsito, cámaras de vigilancia, túneles y estaciones de peaje. El resto, se transmitirá a la red estatal. Los automóviles no tendrán que detenerse para pagar los peajes, ya que el importe de abonará de forma automática a través de un chip instalado en ellos. La iniciativa también contribuirá a combatir la nieve y el hielo, mediante la acumulación de calor en las temporadas más frías. También se espera que, en el futuro, permita la carga móvil de vehículos eléctricos.

El país más contaminante del mundo

China ha batido récords en los nuevos rangos de la Base de Datos de Emisiones para la Investigación Atmosférica Global (EDGAR), proyecto conjunto entre el Centro de investigación de la Comisión Europea y la Agencia de Evaluación Medioambiental de los Países Bajos, posicionándose como el país más contaminante del mundo. Los índices de dióxido de carbono se han disparado durante las últimas décadas en el país, que está en expansión industrial, y según el estudio, China expulsó un total de 10.640 millones de toneladas de dióxido de carbono a la Atmósfera durante el año 2015, en medio de los 36.000 millones de toneladas que en total se expulsaron en todo el mundo.