Anabel Pantoja disfruta de unas placenteras vacaciones en Cuba. Sin embargo, su última publicación en Instagram ha causado gran indignación en redes sociales debido a unos vídeos en Cuba repartiendo gafas de sol a niños y publicitando a una marca. Ante esto, la sobrina de la tonadillera ha decidido borrar los vídeos, pedir disculpas y “seguir haciendo lo que me da la gana”.

La colaboradora de Sálvame publicó unos vídeos en las historias de su perfil de Instagram que han incendiado Twitter. Durante su viaje a Cuba, la sobrina de Isabel Pantoja decidió marcarse un Dulceida y regalar gafas de sol a niños sin recursos por la calle.

Algunos usuarios en Twitter se hicieron eco de los hechos criticando la actitud de la colaboradora de Sálvame. Resaltaron la frivolidad con la que actuó Anabel Pantoja y el surrealismo de lo ocurrido. Pero lo peor no fueron los regalos, sino que después etiquetara a la marca de las gafas que estaba regalando.  

Relacionado Criticas a Dulceida por viajar a África para regalar gafas de su marca

La respuesta de Pantoja

Después de aterrizar y enterarse de la polémica, Anabel Pantoja colgó más vídeos en Instagram, aunque de otro perfil. En ellos, aparece la sobrina de la cantante dando explicaciones por lo ocurrido al enterarse de la controversia que ha suscitado su comportamiento.

Ha pedido disculpas si se ha malintepretado, pero asegura que estas marcas son de “amigos míos” que le dieron cosas para “cederlas” durante su viaje en Cuba. “Lo he hecho con muchísimo gusto”, reconoce Anabel Pantoja, pero insiste en que su intención no era hacer publicidad.

Asimismo, la exconcursante de Supervivientes reiteró sus disculpas y se despidió. “Un besito a todos y seguiré haciendo lo que me da la gana y lo que me salga de aquí – señalándose al corazón –“, concluyó.