De 2008 a noviembre de 2011, mes en el que el PP ganó las elecciones, Mariano Rajoy y todo el PP afirmaron que la tasa de desempleo en España era escandalosa y que el país estaba arruinado. Repasemos los datos, el año 2010 la tasa de desempleo fue del 20, 11% y en el 2011 del 22,56%. Rajoy prometió que bajaría el paro a la mitad, pero transcurridos 3 años de su Legislatura sus datos son los siguientes: tasa de desempleo de 2012  fue  un 25,77%, del 2013  del 25,73% y de 2014 del 23,67%. Las tasa de desempleo de los años 2012 y 2013 son las peores de la Democracia española, por lo que Rajoy tendrá para siempre el récord de que el paro fuera un drama para casi 7 millones de españoles. Tanto la Organización Internacional del Trabajo (OIT) como el Fondo Monetario Internacional (FMI) pronostican que el paro no se situará a nivel de 2010 (en torno al 20%) al menos en cinco años, y eso después de mejorar las perspectivas de la economía española.

Todavía más alta que la peor de Zapatero para 2015
El último informe de la OIT sobre España señala que el desempleo bajará gradualmente, pero que este año 2015 será del 23,6% ¡más de un punto por encima del dato de 2011, el último año de Gobierno de Zapatero!, para bajar al 22,8% en 2016, muy por encima del dato de 2010. Es decir, que el año que Rajoy pretende vender como el mejor para el empleo en décadas es peor que los peores datos de Zapatero. Pero no tendrá problema en vender su mensaje, periódicos como El País y El Mundo se han comprometido a pregonar la propaganda económica del Gobierno. Según la OIT en el año 2019 la tasa de paro sería del 21,49% en España, aún por encima del 20,11% del 2010.

El Gobierno niega esas cifras y da otras
Rajoy y el PP. saben que los datos del desempleo pesan encima de ellos como una condena, no ya porque prometieron bajarlo a la mitad del que dejó Zapatero, sino porque tendrán difícil igualarlo. Las previsiones del Gobierno son mucho más optimistas y ya están filtrando que la EPA que saldrá la próxima semana bajará del 23%. Las previsiones oficiales del Gobierno son que en el 2017 la tasa estará por debajo del 20%, algo que la OIT y el FMI dejan para el año 2020.