Inversor es aquella persona física o jurídica que renuncia al consumo de una parte de sus beneficios o ahorros para introducirlos en el mercado de valores y poder obtener una mayor rentabilidad futura. El objetivo de esta práctica es, precisamente, que la riqueza de sus ganancias sea mayor con el paso del tiempo. Cualquier persona puede ser inversor, puesto que es un perfil que acepta un completo rango de características identificativas. Aunque sí es necesaria cierta capacidad de ahorro.

Ejemplo:

España resulta atractiva a inversores y empresas extranjeras que ven en nuestro crecimiento económico y en nuestro potente sector turístico una gran oportunidad para entrar en nuestro mercado y así incrementar su diversificación internacional”.

Tipos de inversores

Según la procedencia del dinero:

  • Inversores públicos. Por ejemplo, gobiernos o administraciones que recurren a la inversión con objetivos sociales.  
  • Inversores privados. Son particulares para los que el objetivo de la inversión radica en exclusiva en la obtención de una rentabilidad.

Ejemplo:

Y como colofón, el Gobierno de Esperanza Aguirre ha calculado que para poder cumplir con los 2.000 millones de euros de inversión que ha previsto hasta 2020 tiene que vender parte de las acciones del Canal de Isabel II a inversores privados”.

Según el tiempo de la inversión:

  • Inversores estables. Son los más conservadores y los que menos riesgos asumen. Operan con valores a largo plazo, en empresas solventes y con gran liquidez.
  • Inversores especulativos. Asumen más riesgos sabiendo que los beneficios pueden ser mucho mayores, igual que las pérdidas.

Ejemplo:

La también ministra de Economía ha instado a diferenciar los inversores a largo plazo de los especulativos, insistiendo en que operadores como Rastani son una parte pero no el todo y que no se puede presentar como la imagen de los mercados”.

Según el poder adquisitivo:

  • Inversores institucionales. Son grandes corporaciones o entidades, que movilizan sus recursos (o los de un tercero) con el objetivo de obtener mayores beneficios.
  • Inversores particulares. Pequeños ahorradores que buscan sacar una rentabilidad a sus recursos. Suelen apostar por valores de renta fija, para que el riesgo sea más bajo. También se les conoce como inversores minoristas.  

Dónde invertir: los mercados financieros

Para que un inversor pueda hacer uso de recursos con el objetivo de obtener una rentabilidad en el futuro, puede participar en los siguientes mercados financieros:

  • Mercado monetario. Se intercambian activos al por mayor, en el corto plazo.
  • Mercado de capitales
  • Mercado de divisas
  • Mercado de derivados. Para invertir en Futuros u Opciones.

Inversor cualificado

Persona física o jurídica que invierte grandes volúmenes en el mercado de valores, de manera que consigue una posición más ventajosa. Tienen los conocimientos y la experiencia necesarios para identificar los riesgos, asumirlos y responder ante ellos. Los bancos, las sociedades gestoras de fondos de inversión o las sociedades de inversión, así como las empresas que lo soliciten, pueden ser considerados como inversores cualificados.

Diferencias entre inversor y trader

Un trader es un inversor particular, que actúa por cuenta propia y no por cuenta de terceros. Entonces ¿qué diferencia a un trader de un inversor tradicional? El tiempo durante el que mantiene la inversión. El segundo suele mantener la posición de su inversión a largo plazo, al menos, durante un año. Un trader es un inversor especulador, compra y vende activos en el corto plazo, aprovechando las tendencias del mercado. Asumen riesgos muy altos, pero las posibilidades de sacar beneficios son, también, elevadas.