Economía
Logotipo del Fondo Monetario Internacional (FMI), colocado en la entrada de un edificio de la sede en Washington. EFE/Archivo
Logotipo del Fondo Monetario Internacional (FMI), colocado en la entrada de un edificio de la sede en Washington
|
Fuente
:
EFE/Archivo

El FMI mejora las previsiones de España para 2018 a la espera de lo que ocurra en Cataluña

Estiman un avance del 3,1% para la economía española

17
Mar, 10 Oct 2017

El Fondo Monetario Internacional (FMI) mantuvo hoy las previsiones de crecimiento de España en el 3,1% para este año y elevó en una décima, al 2,5%, las de 2018 respecto a sus cálculos de julio, en un contexto de notable mejoría económica en la zona euro.

En su informe de Perspectivas Económicas Mundiales, divulgado este martes, el Fondo no hace mención a la incertidumbre política en Cataluña, aunque la pasada semana reconoció que de prolongarse podría frenar el crecimiento de la economía española.

El FMI prevé así que el crecimiento se “mantenga estable” este año en España y se “modere” el próximo, mientras que el índice de desempleo continuará su paulatino descenso hasta el 17,1% al final de este año y el 15,6% en 2018.

Las cifras son similares a las últimas previsiones del Gobierno español, que calcula un crecimiento del 3% en 2017 y del 2,6% para 2018.

De este modo, España sigue al frente de la expansión entre las grandes economías de la zona euro, que crecerá en su conjunto un 2,1% en 2017 y un 1,9% en 2018, dos décimas mejor que lo que figuraba en los pronósticos de julio.

El Fondo también eleva sus proyecciones para Alemania, hasta un 2% en 2017 y un 1,8% el próximo año, dos décimas más en los dos casos respecto a julio; las de Francia, al 1,6 % y 1,8%, respectivamente, en ambos años una décima más que hace tres meses; y las de Italia a 1,5% en 2017 y 0,7% en 2018, dos y una décima por encima de lo proyectado hace tres meses.

“El auge en el crecimiento en 2017 refleja en gran parte la aceleración de las exportaciones en un contexto de repunte general del comercio global y la continuada fortaleza en la demanda interna, apoyada por unas condiciones financieras de estímulo y una reducción del riesgo y la incertidumbre política”, señala el informe del organismo.