Economía
El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, conversa con el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, en el Congreso - Flickr Moncloa
El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, conversa con el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, en el Congreso
|
Fuente
:
Flickr Moncloa

Rajoy pide un crédito para evitar ver titulares sobre una hucha de las pensiones vacía

La Seguridad Social pide un préstamo de 10.000 millones y sólo quedan 15.000 en el fondo de reserva

5
Mié, 10 Mayo 2017

Cualquier noticia negativa que aúne al Gobierno y las pensiones es un quebradero de cabeza para Mariano Rajoy ya que, como indican todas las encuestas, su caladero principal de votos son las generaciones más adultas.

Es por esto que, en los últimos meses, el Gobierno del Partido Popular se ha cuidado mucho de ocultar la difícil situación en la que se encuentra el sistema público de pensiones, con una población cada vez más envejecida y destinando uno de cada cuatro euros del proyecto de Presupuestos Generales del Estado para 2017 a este fin.

Tanto es así que, en vez de ver en todas las portadas de los periódicos que se había acabado la conocida como hucha de las pensiones, el Gobierno decidió pedir un préstamo de hasta 10.192 millones para garantizar el pago de las pensionessegún anunció el secretario de Estado de Presupuestos, Alberto Nadal, el pasado abril.

Por otro lado, el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, se ha preocupado en asegurar en todas sus declaraciones sobre pensiones que el Gobierno no tiene intención de agotar el fondo, justificando así abiertamente el préstamo conseguido a través de la emisión de deuda por parte del Tesoro Público.

El problema, contado este prestamos de 10.000 millones, es que el Gobierno tendrá que recurrir sí o sí a la hucha de las pensiones retirando otros 10.000 millones de los sólo 15.000 que quedan para pagar las extras de verano y Navidad, atendiendo a que ésta fue la cantidad sobre la que rondó lo sacado para pagar las mismas extras en 2016.

El final en 2018

La fecha que el Gobierno de Mariano Rajoy no quiere que llegue es 2018, marcado hace un año por la Autoridad Fiscal Independiente para que el Fondo de Reserva se quede vacío, achacándolo a las dificultades para reducir el déficit estructural, la elevada tasa de paro y la precariedad laboral que provoca bajos salarios y bajas cotizaciones a la Seguridad Social

Déficit en la Seg. Social

Donde Rajoy no puedo ocultarse es ante las instituciones europeas. Este mismo martes informó a la Comisión Europea que el déficit de la Seguridad Social este año acabe en los 18.609 millones de euros, 513 más que en 2016, en lo que significaría el mayor agujero de su historia.

En los Presupuestos Generales del Estado para 2017 el objetivo de déficit de la Seguridad Social es del 1,4% del PIB, pero el Gobierno ha reconocido ante la Comisión Europea que acabará el año con un agujero del 1,6% del PIB, 2.500 millones más de los 16.000 previstos.

La famosa hucha

Rajoy ha sido el primer presidente de la Democracia en meter mano a este fondo, creado por Aznar, que dejó 10.000 millones en la cuenta, y que Zapatero multiplicó casi por siete al dejar casi 70.000 millones de euros en la hucha cuando salió del Gobierno. Ni en los peores años de la crisis (2010 y 2011) Zapatero tocó este fondo mientras que Rajoy ha tirado de él en, al menos, ocho ocasiones.

 

Alejandro Godoy es redactor de El Plural